La bodega explica que esta propuesta es fruto del trabajo de dos años de selección de viejas viñas de albariza de entre las que Barbadillo vinifica tradicionalmente

 

Bodegas Barbadillo ha presentado ÁS de Mirabrás, un nuevo vino blanco elaborado con uva palomino fina, en una de las viñas del proyecto, la Finca Santa Lucía. En esta viña se encuentra la antigua parcela Cerro de Leyes, donde se obtiene la uva que se utiliza en la producción de Mirabrás, el vino que inspira esta nueva propuesta de la bodega sanluqueña.

Explican desde Barbadillo que este nuevo blanco es fruto del trabajo de dos años de selección de viejas viñas de tierra albariza de entre las que Barbadillo vinifica tradicionalmente. «Busca la máxima expresión de la variedad palomino fina de cepas antiguas en el contexto previo a las crianzas tradicionales de la zona», indican.

Según explica Armando Guerra, responsable de la división de Alta Gama de Bodegas Barbadillo, “la selección de las parcelas ha dependido exclusivamente de la calidad de la viña, resultando finalmente que las seleccionadas en primera instancia se ubican en los históricos pagos de Miraflores, Añina, Macharnudo, Campix y Santa Lucía”.

En bodega, el mosto fermenta en depósitos de acero inoxidable, donde igualmente descansa después de la vendimia para clarificar naturalmente. Tras un breve tiempo de descanso, se procede a su embotellado en botella jerezana, reivindicando el marcado carácter de los suelos blancos de la afamada región gaditana.

¿En qué se diferencia de Mirabrás?

El nuevo vino. Fotos cedidas.

En el año 2014, Montserrat Molina, Directora Técnica de la Bodega, ideó Mirabrás a partir de la fermentación de mostos de las viñas más viejas de Santa Lucía en botas viejas de jerez. De esta manera se recuperó una de las formas más antiguas de elaboración de vinos blancos en el Marco de Jerez, los llamados sobretablas a la antigua.

«Sin embargo, en ÁS el objetivo es explorar el potencial de las viñas más viejas en el contexto más accesible y general de los vinos blancos, haciéndolos comprensibles para cualquier aficionado al mundo de los vinos sin necesidad de que todavía tenga interés por las elaboraciones históricas sanluqueñas ni jerezanas», aclara la bodega.

Mirabrás «es una puerta de entrada a los vinos base del Marco de Jerez, miendras que ÁS es una puerta de entrada a los mejores vinos blancos de viñas viejas».

El resultado obtenido en esta primera añada es un vino que, «aun dentro de su amable juventud, se presenta estructurado, sápido y fresco, de aromas complejos y evocadores, que en ningún momento disimula su origen sureño, de suelos de albariza y viñas viejas cercanas al mar».

Suscríbete al boletín semanal de Cosasdecome