La famila Muñoz Fánegas mantendrá el nombre del conocido establecimiento de la plaza Plateros y combinará la cerveza sin pasterizar con mariscos cocidos y montaditos

 

Esta semana, en concreto el jueves día 24 al mediodía,  ha abierto sus puertas la famosa cervecería Gorila de la plaza de Plateros, en pleno centro de Jerez. El sitio ha estado cerrado menos de un mes, el tiempo necesario, señala Daniel Muñoz Fánegas, su nuevo gerente, para «pintar y hacer algunos cambios mínimos en el color de la pintura y la terraza, ya que queremos mantener la esencia del local».

El Gorila seguirá manteniendo su nombre pero el sitio, ahora bajo la gestión de la familia Muñoz Fánegas, los del conocido bar Rody de la calle Chapinería, pasará a ser una cervecería típica andaluza «con una cerveza de barril muy cuidada, la de bodega de Estrella Galicia. De hecho ya hemos instalado en el local 3 grandes barriles con una capacidad de 2.500 litros. Para acompañarla habrá mariscos cocidos, montaditos, tostas y algunos patés. Serán todo tapas frías ya que no tenemos cocina».

Habrá también un amplio surtido de cervezas de Estrella Galicia y también del grupo Heineken (los de Cruzcampo), en total unas 25 diferentes. Daniel Muñoz señala que «no podíamos mantener el surtido que tenía Javier Sánchez Mellado porque el es un gran experto en este mundo y nosotros no tenemos el conocimiento suficiente para estar tan especializados, por eso hemos optado por hacer una cervecería más al modo tradicional».

Tendrán gambas, langostinos, camarones, galeras, cañaíllas y cigalas, en lo que se refiere el marisco cocido. A ello unirán montaditos como los de melva, anchoas o mejillones, unas tostas, con diferentes ingredientes cada una y patés para untar.  En principio abrirán, «al menos hasta que pasen las navidades» todos los días desde el mediodía y hasta después de las cenas.

El cocinero Daniel Muñoz del bar Rody con su versión de la berza jerezana. Foto: Cosasdecome

Con este nuevo espacio el Bar Rody, en unión de otros socios, suma ya tres establecimientos. El primero es el bar tradicional, fundado en la década de los 80 por José Luis Muñoz y Rosario Fánegas, los padres de Daniel. El segundo es el local de copas Santos Pecados y ahora unen este famoso local del centro de Jerez.

La cercería Gorila ha estado regentada durante dos décadas por Javier Sánchez Mellado, uno de los máximos especialistas en la provincia de Cádiz en el mundo de la cerveza artesanal. Javier ha decidido dejar el negocio por problemas de salud (aquí más info) y de ahí su paso al bar Rody.

…Y además

Y aquí un video en el que Daniel Muñoz explica como se elabora la berza al estilo jerezano: