El "jamón de presa ibérica" del mesón Casa Antonio
Tapa
El “jamón de presa ibérica” del mesón Casa Antonio
Tapatólogo descubridor:
Población
Día de hallazgo
Descripción

El sabor es como el de la caña de lomo pero con un plus, que palabra más fina ma ha salido, de jugosidad. Son piezas de presa ibérica y lomo que se someten a una curación en sal, igual que los jamones, y pimentón. Tras tenerla unos días en esta salmuera, se limpian y se dejan curar. Para las que tiene Casa Antonio utilizan su propia cabaña de cerdos ibéricos que tienen en una finca de Algodonales. Luego, cuando el producto está en su punto, lo que hace el cocinero Antonio Rodríguez es cortarlo muy fino y ponerlo del tirón en la mesa. “Está gustando tanto que ya también se lo llevan para casa envasado al vacío”. En un ejercicio de exquisitismo también se puede pedir un mollete de Puerto Serrano relleno de este “jamón de presa ibérica” como han bautizado a la tapa en el mesón. La media ración de jamón de presa sale a 8 euros.

El descubrimiento pertenece a la ciencia de:

Fiambrerismo. Los fiambres es como se le llama también a las chacinas. Es un término feo, pero al colegio le ha gustado para titular la ciencia que se encarga del estudio de las chacinas, a excepción del jamón, que tiene ciencia aparte.

…y para acompañar

amontillado