El cartucho de pescado frito del bar Los Remedios
Tapa
El cartucho de pescado frito del bar Los Remedios
Tapatólogo descubridor:
Población
Día de hallazgo
25/01/2017
Descripción

Unos 400 gramos de pescao frito pero del bueno, nada de chirlachi. En el cartucho, al estilo de los freidores venían boquerones, chocos, calamares, acedías de lomo engordaito, cazón en adobo, gambas fritas y, me los voy a dejar para el final unos salmonetes de los que me comi hasta las cabezas dado su estado de “de esto me como yo kilo y medio”.

La fritura del pescado es primorosa y el color rubito, de los que denotan que el aceite está limpio. De hecho Diego Ruiz España, el gerente del establecimiento, resalta que el aceite de girasol en el que frien el pescado lo cambian todos los días.

Si vais los fines de semana lo mejor es reservar porque el establecimiento, situado en una barriada de Algeciras, está hasta arriba. Vi pasar unas fuentes de gambas con buena pinta, pero no les metí mano porque con el cartucho me quede en estado de jipato (dicese del estado del tapatólogo cuando se ha puesto hasta arriba). El cartucho de pescado sale a 8 euros (precio de enero de 2017) y suele llevar casi siempre la misma combinación de pescado.

El descubrimiento pertenece a la ciencia de:

Freiduría artística menor. El colegio distingue entre la freiduría que es el acto de freir pescado y la freiduría artística que es freirlo pero con excelencia. Nos encontramos en este segundo caso. Asimismo la freiduría artística se divide en freiduría menor (freir el  pescado a tajaitas, trozos o pequeños pescados) o mayor, cuando se frie el pescado entero.

…y para acompañar

manzanilla-zuleta