El arroz ciego "empetao" del restaurante arrocería La Pepa
Tapa
El arroz ciego «empetao» del restaurante arrocería La Pepa
Tapatólogo descubridor:
Población
Día de hallazgo
Descripción

Ejemplar aplaudible de lo que en tapatología se conoce como fenómeno del «arró empetao» que son esos arroces que son generosos a la hora de los tropezones y que, por tanto, suelen tener bastante sabor. Este del que hablamos es el arroz ciego que sirven en el restaurante arrocería La Pepa. Lo de ciego viene porque así se le llama también a lo que se conoce como arroz del señorito y que son platos en los que elimina toda cáscara o espina que impida comer de forma confortable el plato. También se le podría llamar «arroz sin molestías» pero suena más feo. El ejemplar de La Pepa lleva tropezones marisqueros y abundantes de langostinos, gambas, mejillones, almejas y tacos de pescado de roca, aunque estos últimos no siempre lo lleva, señalan Pepa Cueto y Victor Sánchez, los gerentes del establecimiento. El arroz está a medias entre el seco valenciano y el meloso. Pepa lo llama «arroz gaditano, porque aquí tenemos nuestra propia forma de hacer el arroz, más jugoso que el valenciano, pero tampoco caldoso». Lleva un caldo realizado con pescados y mariscos y un refrito con pimientos verdes y coloraos y su poquito de tomate. Lo hacen al fuego y en paella (lo que los brutos llamamos paellera) y utilizan arroz «SOS» de grano medio redondo, un arroz andaluz por cierto ya que crece en los arrozales que hay en Sevilla en torno al Guadalquivir. El arroz ciego es uno de los grandes clásicos de este restaurante especializado en arroces. Pepa Cueto señala que «la receta original es de mis abuelos y después mis padres y ahora nosotros hemos aportado algún detalle, pero manteniendo casi intacta la fórmula». El arroz para dos personas, que te da para repetir al menos una vez por cada comensal, sale a 24 euros (precio a octubre de 2021).