Malabata
Establecimiento
Malabata
Horario:
Todos los días, desde el mediodía hasta la noche
Dirección

Calle Almadraba, 1. Ver más.

Comarca
La Janda
Fecha de apertura 2018
Personas relacionadas
Descripción

Malabata es un punto de la costa de África situado ante Conil. Cuando lo ven, los marineros que viajan por el estrecho saben que lo peor ya ha quedado atrás. Francisco Pérez Calero quería que su nuevo restaurante, abierto en junio de 2018 en la calle Almadraba de Conil, supusiera un punto de inflexión en su carrera, la llegada a aguas más tranquilas. La referencia náutica también sirve de hilo conductor a una propuesta gastronómica que surca los mares que bañan diferentes países.

Este cocinero, onubense de nacimiento y sevillano de adopción, es un enamorado de Conil, de su calidad de vida, de sus productos y de su novia, que es de la localidad jandeña. Hasta ahora, la profesión le había llevado por otros derroteros: ha cocinado en Reino Unido, en otras partes de España y ha tenido su propio negocio en Sevilla, en un club social de Nervión. Llegó el momento en el que necesitaba algún aliciente más, y decidió montar un restaurante en la capital hispalense… hasta que surgió la oportunidad de abrir en Conil.

Ahora, desde este punto de buena suerte y esperanza que simboliza Malabata, propone una carta corta que deja espacio para las sugerencias del día. La carta quiere ser como “un viaje que toca varios puntos del Mediterrano: Grecia, Italia…” y de otros mares, porque también hay propuestas de la gastronomía japonesa. Hay influencia marroquí maridada con los productos conileños, pero también propuestas llegadas desde el norte de España, puesto que ha trabajado en Cantabria y en el restaurante londinense del asturiano Nacho Manzano (tres estrellas Michelín). La carta no es muy larga, y se complementa con las sugerencias del día que aprovechan el producto de mercado. Segun indica el cocinero, la variedad motiva tanto a los clientes, como a él; le hace estar despierto. Esta filosofía se lleva al extremo en los postres: no hay carta de dulces, sólo las propuestas del día. Entre ellas, destaca un arroz con leche con una textura que es prácticamente de mousse -al estilo asturiano- y se remata con un glaseado crujiente de azúcar.

El establecimiento cuenta con terraza y una sala amplia con mesas bajas y altas.

 

Última actualización: