Abacería La Cruz Vieja
Establecimiento
Abacería La Cruz Vieja
Horario:
Abren todos los días para desayunos y luego tapeo al mediodía y por la noche.
Dirección

Calle Ramón de Cala número 2 (ver en el mapa)

Comarca
Jerez
Fecha de apertura 2013
Personas relacionadas
Descripción

El local ocupa el primitivo emplazamiento de “Casa Felix”, un ultramarinos bastante conocido que existía en Jerez en la primera mitad del siglo XX. Se llamaba así en honor a su propietario Felix Villegas. Luego pasó a su hijo, Julio, que bautizó el almacén como Casa Julio. Posteriormente Fernando Iñigo lo reabrió, ya restaurado y como bar emulando el ambiente de las antiguas abacerías o ultramarinos, el 22 de septiembre de 2007. Ahora, tras un año y medio cerrado, ya que Fernando se puso enfermo, ha reabierto con el mismo nombre de la Abacería La Cruz Vieja, con Luis Carlos López al frente. Luis ya regentó La Cañita en El Puerto de Santa María y ahora se pone al mando de esta nueva etapa de la Abacería, con el asesoramiento de Fernando Iñigo. El establecimiento reabrió el 1 de octubre de 2013.

Sitio con encanto y extraordinariamente restaurado conservando el ambiente de los antiguos ultramarinos. Las paredes son de ladrillo y piedra vista decorados con estanterías con productos y también objetos antiguos y de artesanía. Tiene una amplia barra que se cierra con el pozo de los deseos, un pozo, cubierto con un cristal y donde el público puede echar monedas para que le traiga suerte. Han diseñado un curioso artilugio que permite echar las monedas por una rendija y estas caen a un lebrillo situado en el fondo. En las paredes también hay juguetes antiguos, que aún funcionan y una puerta para romper sardinas arenques, ya que antiguamente estas piezas se partían para comerlas situándolas en el quicio de una puerta y presionándolas con esta. Hay también mesas. En lo gastronómico jereces de barril y también vermouth que traen desde Huelva. Por las mañanas ofrecen desayunos con molletes y jamón cortado a cuchillo. Al mediodía la fórmula son tapitas y platos a un precio fijo de uno y cuatro euros. Ofrecen chacinas, servidas en papel parafinado, como en los antiguos ultramarinos y también algunas especialidades de cocina como una ensaladilla de ahumados, papas aliñás, higaditos de pollo guisados o huevos rellenos.

Última actualización:
08/05/2017 20:49