Yoko y Contraseña, nuevos bib gourmand. Hay una estrella nueva, aunque verde: la Guía reconoce el trabajo por la sostenibilidad de Aponiente. Se mantienen todas las estrellas y los bib gourmand del pasado año, salvo el motivado por un cierre. Aquí, la lista completa de establecimientos en todas las categorías.

 

Las novedades de la Guía Michelin para la provincia viene en forma de dos nuevas incorporaciones -dos nuevos bib gourmand, que es como se denominan los establecimientos en los que se come bien, y a buen precio- y una estrella verde.

Uno de los nuevos bib gourmand es Yoko, el restaurante puesto en marcha por el cocinero Alvaro Rivera Malia en julio de 2019. Rivera Malia, hijo del conocido empresario Paco Rivera, ya atesoraba experiencia en locales de alta cocina como Kabuki, el japonés de más prestigio de España o Enigma de Albert Adriá. Yoko -el nombre hace referencia a las criaturas marinas- ofrece una cocina de estilo japonés. Hay un amplio apartado dedicado al sushi, con muchas propuestas que se salen de lo habitual y utilizando modernas técnicas de cocina, gracias a unas instalaciones muy bien equipadas. La segunda parte de la carta con toques de cocina de autor apuesta por materia prima escogida como atún rojo de Barbate o vaca gallega. Tienen postres muy cuidados.

«No es fácil encontrar cocina japonesa por estas tierras, así que esta dirección, próxima a la playa del Carmen y al puerto, tiene aún más valor. El chef Álvaro Rivera, que se enamoró de la filosofía culinaria nipona trabajando en el restaurante Kabuki Raw (Finca Cortesin, en Casares), defiende aquí un concepto gastronómico similar, pues fusiona la cocina japonesa y la mediterránea en base al mejor producto local. En su comedor, dominado por los colores azules y con la cocina abierta, le propondrán una carta con sashimis, niguiris, harumakis, un apartado de sugerencias… y dos buenos menús», aseguran en la guía.

¿Quieres saber cómo se come en Yoko? La respuesta, aquí.

El otro nuevo Bib Gourmand es Contraseña. Contraseña era, hasta hace unos meses, Código de Barra. Código de Barra se mudó a la calle San Francisco, bajo la dirección de Leon Griffioen, y su antiguo local se convirtió el Contraseña, con Fran Carvajal al frente de la cocina y con antigua oferta gastronómica del Código. Más información aquí.

«Se encuentra en la céntrica plaza de la Candelaria y está muy bien llevado por Léon Griffioen, un chef de raíces holandesas y espíritu errante que, tras conocer en Londres a Paqui Márquez (su mujer, jefa de sala y sumiller), deshizo definitivamente aquí su maleta. En la sala, de ambiente minimalista y con los fogones a la vista, encontrará una cocina creativa con buenas combinaciones y sabores gaditanos bastante marcados, pensada tanto para sorprender a la pareja como para disfrutar con amigos. ¿Su objetivo? Que comamos con los ojos, descubramos con el olfato y saboreemos con el paladar», explica la Guía.

La estrella verde

Este año, la Guía Michelín trae una novedad, una nueva distinción que otorga a los restaurantes y chefs particularmente comprometidos con la defensa del medio. La Estrella Verde Michelin «busca premiar el esfuerzo de estos establecimientos y hacerse eco de las mejores prácticas gastronómicas en el ámbito de la sostenibilidad». Hay 21 establecimientos que se han hecho merecedores de esta distinción, y uno de ellos es el único triestrellado de la provincia: el Aponiente de Ángel León. Si quieres leer una crónica de una comida en el establecimiento, pulsa aquí.

Esta es la única estrella que ‘cae’ en la provincia este año. La verdad es que ya nos estábamos acostumbrando a recibir al menos una en cada gala: el año pasado fue la de Mantúa de Jerez, el anterior Lú Cocina y Alma, también de Jerez, y en noviembre de 2017 Ángel León celebró la tercera estrella de Aponiente y la primera de Alevante de Chiclana.

Cómo queda la provincia y cómo ha evolucionado desde el año pasado.

La provincia queda así con los siguientes ‘amichelinados’ en las categorías de estrellas y bib gourmand.

Este año, la Guía ha eliminado al grupo de establecimientos que aparecían simplemente mencionados (sin ninguna distinción), de ahí que ya no están restaurantes míticos de la provincia como los del grupo El Faro, El Copo de Palmones o La Duquesa de Medina. Sigue llamando la atención que no aparezca ningún establecimiento de Conil, una de las capitales gastronómicas de la provincia.

¿Qué ha pasado en Andalucía? La respuesta, aquí.

Y aquí, cómo ha ido en Sevilla.

Aquí la guía gastronómica de la provincia de Cádiz de Cosasdecome.

La Guía Michelin del pasado año en la provincia, aquí.

Pinchar para disfrutar del chuletón de buey gaditano