Las especies silvestres comienzan a darse tras las primeras lluvias otoñales.

 

Los primeros espárragos silvestres empiezan a aparecer tras las primeras lluvias otoñales. Así que, tras las caídas de primeros de noviembre, ya se pueden probar los primeros en los restaurantes de las provincia.

Así lo explican desde El Castillo de Medina, que anunciaba esta semana que le habían llegado los primeros espárragos de campo y que los estaban sirviendo en revuelto y también con arroz. Desde Vejer, Javier López, recolector de estos productos, explicaba que aún no había empezado la temporada y que esperara que lloviera algo más antes de iniciarla.

En realidad, hay dos especies de espárragos silvestres, aunque son tan parecidas entre ellas que habitualmente no se distinguen. Las primeras en brotar son los amargueros, y más avanzado el invierno llegan los trigueros. Además de estas dos especies, en la provincia se consume una tercera, la de los espárragos gordos, que es la misma en el caso de los verdes (como los famosos de Alcalá del Valle), y los blancos. La diferencia está en la forma de cultivo. Tienes toda la información habida y por haber sobre los espárragos aquí. 

Pinchar para disfrutar del chuletón de buey gaditano
Pulsa aquí para suscribirte a Cosasdecome Cádiz