El establecimiento también ofrece un menú degustación de ternera retinta

 

El Castillo de Medina ha dado la bienvenida al otoño con una iniciativa que quiere ayudar a sus clientes a hacer frente al frío… cuando llegue. Cada viernes, el establecimiento ofrecerá unos callos, pero en lugar de ser de cerdo, que es lo más habitual, los harán con ternera.

Además, Juan Manuel Ballesteros explica desde el establecimiento que la idea es que todo el mundo pueda probar este menudo, por lo que es apto también para los celíacos.

Además, la iniciativa se acompaña, también los viernes, con un menú degustación de diferentes cortes de ternera retinta, la raza propia de la zona de La Janda.

Más información sobre El Castillo, aquí, 

Y además…

Pinche aquí para saber más.
Pulsa aquí para suscribirte a Cosasdecome Cádiz