La Pastelería El Dulce continúa el legado de la pastelería ubicada antes el mismo sitio, pero también trae novedades.

 

Tienen tres tipos diferentes de camiones… pero no es un concesionario, sino una pastelería. Se llama El Dulce y está ubicada en la calle Pablo Picasso, donde ya antes había una pastelería.

Hace año y medio, cuando José Galván se hizo con el establecimiento, decidió continuar el legado anterior, con sus tartas de nata y sus camiones, para complacer a  los clientes… Pero también ha introducido sus elaboraciones, que cada vez tienen más adeptos.

Una de las tartas. Fotos cedidas.

Galván elabora el hojaldre casero en el obrador con el que cuenta el local. Es una de las nuevas señas de identidad. El pastelero es de Vejer, lo que ha hecho que se multiplique la variedad de camiones. Los sigue haciendo al estilo barbateño -dos capas de hojaldre y crema en el centro- con dos acabados, chocolate o glaseado. Pero también ha introducido los vejeriegos, con tres capas de hojaldre, una crema más suave y terminado en mantequilla.

Además, ofrece tartas por encargo y un surtido de dulces como las herraduras, los roscos de sidra o los bizcochos de chocolate, entre otras. El pastelero es de la misma familia de la Pastelería Galván (La Exquisita) de Vejer, pero aún no se ha decidido a recrear en Barbate dos de los dulces de Cuaresma más emblemáticos del establecimiento:  el pan duro y el rosco de Semana Santa.

Más información sobre este establecimiento, aquí.

Pinchar para disfrutar del chuletón de buey gaditano