El restaurante abrirá una zona estará decorada como un establecimiento de los que vendían alcohol de extranjis cuando la prohibición americana. Además, ha implantado varios sistemas para garantizar la calidad del aire frente al covid.

 

El restaurante Willy de Palmones abrirá a finales de este mes de enero un nuevo espacio que estará dedicado al copeo. «Este lugar, después de tapear, comer o cenar, queremos que se convierta en el punto de encuentro, en el que de manera relajada culminar la velada con un café, copa o cóctel, siempre acompañado de buena música», explican desde el establecimiento.

Este restaurante de Palmones abrió en septiembre de 2021 tras someterse a una profunda transformación. Con dos plantas que dejan con la boca abierta, aún sigue sorprendiendo con la apertura de este nuevo espacio, que al igual que los demás está primorosamente decorado. Lo preside un mural «que está concebido a imagen y semejanza de aquellos establecimientos clandestinos de los años 20 conocidos como speakeasies, y que vendían de forma ilegal toda clase de bebidas alcohólicas durante el período histórico de EEUU que se denominó de la Ley Seca», explican.

El mural (es la imagen de arriba, cedida) cubre por completo un testero de la sala de 16 metros cuadrados y recrea una estampa típica del Nueva York de la época: se trata de la calle en la que se encontraba uno de los clubes nocturnos más emblemáticos de la ciudad, el Cotton Club. El autor, Mario De Las Cuevas, ha empleado pintura acrílica aplicada a pincel y aerógrafo, en la que predominan los tonos sepias «que le confieren calidez y un cierto sabor añejo». La iluminación mediante luz led unidireccional «aporta al conjunto una luminosidad muy realista, y que realza los matices de la pintura, transportando al espectador que lo contempla al ambiente de la época». El conjunto se completa con mesas tanto altas como bajas.

En este vídeo puedes ver cómo es el renovado restaurante Willy. Además, tienes un reportaje aquí. 

Medidas para un espacio seguro

No es la única novedad. En los últimos tiempos, han hecho un gran esfuerzo por implantar medidas que eviten en todo lo posible los contagios de covid. Para empezar, cuentan con Inveair, una Patente mundial de sistemas de climatización y renovación del aire, y con HEPA H13, que garantiza que el aire del restaurante esté en continuo tratamiento, y monitorizando en todo momento su calidad, de forma que sus valores de CO2/ppm, temperatura y humedad se muestran en tiempo real al público en una pantalla led.

También han instalado Cosemarozono, un Generador de Ozono SP Milenium 10G, que según explican «elimina todos los agentes contaminantes de aire, como bacterias, virus, hongos y compuestos orgánicos volátiles», y cuentan con el standar ISO14001 de gestión ambiental, ya que tiene el compromiso de reducir su huella de carbono. «Hacemos todo lo que está en nuestra mano para que nuestro restaurante sea un lugar seguro para nuestros clientes y empleados», explican.

Más información sobre el Restaurante Willy, aquí. 

Pinchar para disfrutar del chuletón de buey gaditano
Pulsa aquí para suscribirte a Cosasdecome Cádiz