Luciferi Doñana sale a la venta el 16 de julio. Se trata de una edición especial y numerada de 600 botellas.

 

En 1969 -hace ahora 50 años- se creó el Parque Nacional de Doñana. Coincidiendo con estas bodas de oro, desde la destilería sanluqueña Weisshorn han querido homenajear «a todas las personas que desde su creación, hasta la actualidad, han contribuido a preservar un espacio natural único en el mundo» con la creación de una edición especial de su ginebra Luciferi, un destilado que se realiza precisamente con especias del entorno del Parque.

Luciferi etiqueta 847

Luciferi Doñana GIN Reserva está hecha de alcohol ecológico de uva, enebro, romero, cantueso, mirto, lentisco, almoraú, raíz de angélica, coriandro, cardamomo, cáscara de naranja y de lima, y ha reposado tres meses en bota jerezana. Se trata de una bota de 250 litros que contuvo vino muy viejo tipo Palo Cortado. Una vez adquirida por la destilería, le cambiaron uno de los fondos por madera de pino piñonero y posteriormente se envinó de nuevo durante dos años con vino oloroso especiado con botánicos de Doñana.

Esta edición de aniversario está limitada a 600 botellas numeradas. Para la ocasión se ha querido emplear una presentación especial. La botella de cristal es reutilizable, y el estuche de madera en la que viene es una caja nido que se puede usar en terrazas y jardines. Además, esta Luciferi Doñana viene con un collar de cerámica hecho a mano, un certificado de edición limitada y lámina de la etiqueta.

Según se explica en la ficha de cata, a la vista es de un color amarillo oro intenso, como un vino de Jerez tipo Manzanilla pasada. En nariz destacan las notas de naranja, piñones frescos y madera de Sherry, hierbas aromáticas. En boca es cítrica y especiada, aparece nítidamente la madera envinada y el sabor resinoso a pino.

Luciferi GIN, explican desde la bodega, colabora con el anillamiento científico de aves.

Más información sobre Weisshorn, aquí.

Y sobre la ginebra Luciferi, aquí.

Pinchar para disfrutar del chuletón de buey gaditano