El establecimiento estará ubicado en la calle Paraíso y también cuidará sus vinos: pretende convertirse en un lugar de descubrimiento de los vinos lusos y jerezanos.

 

Se llama Xuúmil y ofrecerá en Jerez un cocina única en la zona, fruto de fusionar la gastronomía mexicana con la portuguesa. Dicen los impulsores que no hay nada parecido, al menos en toda Andalucía.

Xuúmil (se pronuncia Jumil) es el nombre de la ciudad natal del chef del nuevo establecimiento, Elesban Yoarith, el lugar donde aprendió a amar la gastronomía gracias a su abuela. El cocinero ha trabajado en su país, pero también en Portugal. Allí fue donde entró en contacto por casualidad con el propietario de una vinoteca en Jerez con el que acabaría ideando este restaurante. Se trata de Bruno Miguel Caetano, propietario de la vinoteca Lusa de la calle Medina.

Detalles de la decoración. Fotos cedidas.

Por ese motivo, el establecimiento que tiene previsto abrir sus puertas la próxima semana en el número 6 de la calle Paraíso (hace esquina con Comandante Paz Varela) cuenta con esta curiosa fusión de cocinas. Apunta Adrián Diosdado -jefe de sala y sumiller- que no estamos hablando de la cocina texmex que se suele ver por aquí, sino la de chiles, adobos y moles típica del país del otro lado del Atlántico. Esta se fusionará con el jabalí, el venado o el bacalao portugueses.

De momento, no quieren adelantar mucho más: sólo que se comerá sentado, «a mesa y mantel», y por raciones o medias raciones. En establecimiento tiene espacio para unas sesenta personas.

Adrián Diosdado es un sumiller especializado en vinos de Jerez, y formador en vinos portugueses; curiosamente, tiene esta última formación desde hace sólo un año gracias a la propuesta de un amigo que quería aprovechar al máximo unas vacaciones en Lisboa. No podía imaginar que le iba a ser de tanta utilidad en breve plazo. La carta que ha ideado tiene como objetivo que los comensales descubran vinos nuevos. Hay una veintena de vinos de jerez y unos cuarenta lusos. No son marcas comerciales y sera una carta rotatoria para que se pueda probar casi todos los vinos por copas. Tendrán también cerveza importada de México y algunas referencias más de vinos portugueses fuera de carta.

El logotipo del local.

Pinchar para disfrutar del chuletón de buey gaditano