Sobrina de las Trejas hace una donación de dulces al personal de los servicios esenciales del municipio.

 

El inicio del confinamiento pilló a Sobrina de las Trejas de Medina preparando los primeros dulces -los más duraderos- de Semana Santa, y con almacén y despacho llenos. La empresa ha cerrado incluso la venta online, y ha decidido donar todo este material dulce para aliviar las jornadas de quienes siguen trabajando.

Explica Fermín Mesa que la furgoneta llena de dulces se ha distribuido entre Policía Local, Guardia Civil, geriátrico… entre ese personal imprescindible, a fin de «endulzarles el día»

Suscríbete al boletín semanal de Cosasdecome