La Tarifeña saca a la venta una edición limitada de caballa en aceite en tarro de cristal que emula en su presentación y en el método de elaboración a las que se hacian a principios del siglo XX

 

Salvador Pérez Quero fundó en el año 1910 la fábrica de conservas «La Tarifeña». Su idea era aprovechar el pescado que llegaba al puerto de la ciudad para elaborar sus productos. 110 años después, y varias generaciones de la familia siguiendo en el negocio, su caballa y su melva siguen siendo sinómino de calidad en el mercado.

José Manuel Morales Ortiz, 42 años y nacido en Benacazón, es desde hace dos años el director comercial y de marketing de la Conservera de Tarifa, la fábrica que engloba a 4 históticas de la conserva de la provincia, entre ellas La Tarifeña. Recuerda que desde pequeño «veía las latas de La Tarifeña en las tiendas de mi pueblo, porque siempre ha sido una marca muy apreciada en Sevilla». Desde que llegué «a esta casa y después de conocer a fondo la historia de Salvador, quería homenajearlo de alguna manera, dar valor a lo que hizo y se nos ocurrió sacar una edición de conservas que recuperara, en la manera de lo posible la estética y el método de elaboración de aquella época».

Una de las cuestiones que diferencian al mundo de la conserva actual del de aquella época era que, por entonces, las conservas se vendían a granel en las tiendas de alimentación. «El detallista las compraba en grandes latas de dos kilos y luego las despachaba al peso, mucha veces en recipientes que traía el mismo cliente. Fijaté que curioso que ahora algunos establecimientos gourmet de Barcelona están recuperando este método de venta», señala Morales.

En la fábrica encontraron latas antiguas de principios de siglo y se las llevaron al diseñador gráfico Alfonso Pereira que ya se está ocupando, precisamente, de renovar la imagen de los productos que comercializa la Conservera de Tarifa. «Captó nuestra idea de inmediato y creo que hemos logrado una presentación bastante atractiva».

El diseño de esta conserva, de la que tan sólo se sacarán al mercado 40.000 unidades dado su especial método de elaboración, recuerda en los colores y en la decoración a aquellas latas de principios de siglo. Así se ha escogido el rojo que tenían estas latas y unos arabescos en amarillo que la decoraban. Si se ha mantenido la letra actual de la firma, muy parecida de todos modos a la que empleaban hace un siglo, para facilitar a los clientes la identificación.

Las latas del siglo pasado que han servido como base para diseñar los tarros. Foto: Cedida por Conservera de Tarifa.

El tarro de la gama Vintage y sus claves.

 

El tarro de cristal de la conserva tiene 190 gramos de peso neto y el pescado viene conservado en aceite de oliva. José Manuel Morales señala que «no sólo se ha cuidado la presentación, sino que se ha hecho un producto cuidado de principio a fin. Se ha empleado para hacerla caballa fresca y el proceso de descabezado de las piezas también se ha hecho de la misma manera, como se hacía a principios del siglo pasado. De hecho en la fábrica mantenemos para todos nuestros productos la limpieza del pescado de forma manual, al igual que el envasado de los filetes».

La cocción del pescado también se ha realizado de forma exclusiva para este producto y tan sólo se ha empleado la parte más grande de los lomos. También se ha realizado manualmente el proceso de envasado de los tarros, antes de la esterilización.

José Manuel Morales, director comecial y marketing de Conservera de Tarifa, con una gama de productos de la firma. Foto: Cedida por Conservera de Tarifa

La idea de la firma es disponer tanto en tiendas especializadas como en hipermercados unos muebles especiales para que se exponga el producto. Morales señala que «no descartamos llevar a cabo otras ediciones especiales de productos para tratar de dar especial visibilidad a conservas tan especiales como estas que se hacen en Tarifa.

La Conservera está realizando una labor de renovación de sus productos. Así ha introducido el tarro de cristal entre sus envases disponibles y también ha cambiado el empaquetado de algunas de las conservas. Asimismo la firma prepara su salto a nivel internacional.

La conserva se puede adquirir ya también en la tienda en internet de la conservera al precio de 5 euros. Pinchar aquí para ver la página.

Horarios, localización, teléfono y más datos de la Conservrea de Tarifa, aquí.

Suscríbete al boletín semanal de Cosasdecome