Palomitas convertidas en ingredientes para un postre, un tartar de borriquete… el establecimiento gaditano sigue sorprendiendo con sus recetas.

 

Dice Jesús Palma que durante el confinamiento ha tenido mucho tiempo para pensar en sus recetas, y eso se nota. Tempus Fugit reabrió hace aproximadamente un mes, y lo hizo con una carta renovada y recetas sorprendentes.

Entre los platos que más están gustando, explica, está el tartar de borriquete con mango templado con chirlas, o el gofre de gambas, la tortillita «que quería ser postre». Y el postre Palomitas de bizcocho con toffe de cerveza, bacon caramelizado y chantillí de vainilla. Para hacer el bizcocho, sustituyen parte de la harina por palomitas de maíz finamente trituradas.

Frente a estas propuestas originales, Palma destaca otra donde destaca el producto: se trata de un «cochinillo muy especial», costillar  del País de Quercus (una empresa extremeña que cría en dehesa una carne utilizada amichelinados restaurantes españoles), puré de patatas, manzana reineta y salvia. «Es todo productos, nosotros hacemos poco: ponerle mucho amor y un puré de patatas con mucha mantequilla», asegura.

Puedes ver la carta completa aquí.

Y más datos sobre el establecimiento, aquí. 

Suscríbete al boletín semanal de Cosasdecome