Corredera 55 de Vejer cambia su carta: ofrecen cocina mediterránea tradicional creativa, mucha opciones para veganos y los postres de un antiguo recetario de la familia de la propietaria, la escocesa Ellie Cormié.

 

Corredera 55, el restaurante capitaneado por la escocesa Ellie Cormié, ha presentado una nueva carta primavera-verano que mezcla productos locales.

“La nueva carta de Corredera 55 es una mezcla de la influencia de todos los años que llevo en el mundo de la restauración junto con la fusión del Mediterráneo, ingredientes locales, así como la influencia de mi tierra, Escocia, y sus productos”, indica.

Corredera 55 Vejer

Teepee de langostinos de Corredera 55. Todas las fotos han sido cedidas por el establecimiento.

El restaurante ofrece cocina mediterránea tradicional, pero intentan darle un toque de creatividad, color y texturas y realizar una presentación original y cuidada. Por ejemplo, uno de los platos que señalan como estrella de la carta es el atún rojo de almadraba y langostinos con tres variedades de algas de Cádiz, servido con helado de wasabi. “Cuando les expliqué a las cocineras lo del helado de wasabi o la idea del ‘entrecot’ de coliflor pensaron que estaba un poco loca”, explica entre risas la escocesa. Otra opción es el teepee de langostinos envueltos en crema de queso y puerro con harina de almendra, sésamo y almendras con gazpacho de remolacha, o la merluza en azafrán y jengibre sobre un cama de puré de coliflor especiada, servido con espárragos y samphire con remolacha crujiente.

Corredera 55 en Vejer

Merluza en azafrán y jengibre.

Para los que prefieren de la carne, la carta contempla opciones como los pinchos de presa ibérica sobre manzana caramelizada con salsa de soja, jengibre y Pedro Ximenez adornado con eneldo fresco, uno de los platos favoritos de la chef. La carne de retinto también está presente en varios platos del local, como la hamburguesa de retinto ecológico, el entrecot de ternera de retinto o las croquetas de retinto con ciruelas, Pedro Ximénez y tomillo.

Corredera 55 Vejer

Croquetas de Retinto

La carta presenta propuestas con guiños a la cocina oriental como el cordero al curry de Ottolenghi con patatas, cardamomo y lima servido con zanahorias especiadas, yogur de lima con mermelada de harissa y pistachos.

Corredera 55 Vejer

Cordero al curry de Ottolenghi

Corredera 55 presume de ser es el restaurante «con más opciones vegetarianas y veganas de toda la zona». Entre la variedad de ensaladas que ofrece está una de las más populares, la ensalada Bienestar «súper energética, con vitaminas A, B,C, E, K, Potasio, Magnesio y Zinc, buena para los resfriados” según la chef ejecutiva del local. Está hecha con remolacha, boniato, calabaza, cebolla roja, pimiento rojo, piñones y miel. Del mismo modo, hay platos más creativos como el “entrecot” de coliflor al horno con mermelada de harissa, servido con arroz, comino, limón, cilantro, pasas y almendras.

Corredera 55. Comer en Vejer

Ceviche de bacalao, lima, chile y leche.

Con la nueva carta y las buenas temperaturas llegan las sopas frías refrescantes como el gazpacho de melón y menta con un toque de chili o la sopa de remolacha con queso de cabra y piñones, “sobre la que puedes hasta bailar porque es densa”, asegura Cormié.

La carta de postres está extraída casi en su totalidad de una libreta de recetas que la abuela de Ellie Cormié, Sheila Dewar (de la famosa familia de whisky Dewar, creadores de ‘White Label’ entre otros), le regaló cuando tenía 12 años: “ahora mismo el 90% de la carta de postres provienen de este santo grial”. Una tradición que ha pasado de generación en generación y que permite que ahora en Vejer se puedan probar los brûlée y sorpresas hechas con productos de temporada como el mousse de mango con pétalos de rosas (en la imagen superior), entre otros.

Ellie, durante la presentación.

Ellie Cormié, durante la presentación.

El establecimiento, que cuenta con terraza con unas impresionantes vistas, estrenó recientemente una carta de tapas a mediodía, y destaca sus cócteles de ensaladas que preparan directamente en la barra.  El interior de Corredera ha sido decorado por la propia Cormié; la chef se formó en The Glasgow School of Art y se dedicó profesionalmente durante algún tiempo a la decoración de interiores. Después estuvo varios años gestionando restaurantes y montó uno propio en el centro de Glasgow. La escocesa cuenta en su curriculum con varios galardones de prestigio como el premio a la mejor interiorista en los Scottish Design and Style Awards en 2009 por el restaurante La Vallee Blanche que por aquel entonces regentaba. En 2010 ese mismo restaurante recibió la ansiada estrella Michelin, distinción que consiguió junto a su jefe de cocina, el escocés Simon Brown, explican desde el establecimiento vejeriego. Actualmente sigue compaginando su función de gerente y la de interiorista. En el año 2018 regentó y redecoró Califa Tapas en Vejer y ha redecorado los hoteles La Casa del Califa y Las Palmeras del Califa.

Más información sobre Corredera 55 aquí.

Pinchar para disfrutar del chuletón de buey gaditano