El restaurante ha creado la oferta gastronómica de Sea Soul Beach Club, el chiringuito del hotel Iberostar Andalucía Playa en el Novo Sancti Petri.

 

El sello de Cataria, pero en un chiringuito. El restaurante chiclanero se ha encargado este año de crear la oferta gastronómica del Sea Soul Beach Club, el establecimiento playero gestionado actualmente por el mismo hotel donde se ubica el restaurante, el Iberostar Andalucía Playa del Novo Sancti Petri.

En años anteriores, el cercano hotel de la misma cadena Iberostar Royal Al Andalus era el responsable del chiringuito y diseñaba la carta. Ahora, su gestión ha pasado al Andalucía Playa, que ha preferido confiar en Cataria -que ha iniciado temporada recientemente- para darle un aire renovado y más gaditano al Sea Soul.

Cataria es un restaurante del estilo de los asadores vascos pero que utiliza pescados y mariscos de Cádiz. El establecimiento cuenta con el asesoramiento gastronómico del equipo del restaurante Elkano de Guetaria, toda una institución en el País Vasco. El chiringuito carecerá de uno de sus elementos de identidad, la parrilla, pero se volcará de lleno en el otro, los pescados y mariscos.

La idea, explica Pablo Vicari, es mantener la oferta propia de un chiringuito de aquí, marcando mucho el acento en el producto y en la tierra. Es una carta más desenfadada que la del restaurante, con más raíz gaditana, sin parrilla pero con pescados fritos y guisos tradicionales. Eso sí, el pescado frito se mima, desde la selección de la harina o el aceite hasta la técnica.

El establecimiento inició temporada el jueves 4 de mayo, y ha comenzado abriendo todos los días a partir de la una de la tarde; a las cuatro cierra la cocina, pero se pueden tomar tapas frías como chicharrones, ensaladilla rusa, queso curado en aceite, langostinos de Sanlúcar o un Mollete de Vejer con jamón. Para almorzar, además de la carta, siempre tendrán un arroz caldoso marinero (se han estrenado con uno de bogavante) y tres o cuatro pescados de lonja de Conil (borriquetes, rascacios…) y estero. Vicari explica que quieren que los esteros están presentes siempre no sólo por ser tradicional en la zona, sino también por sostenibilidad. El pescado se servirá a la espalda, aunque también existe la posibilidad de pedirlo entero, frito o en una salsa del tipo roteña. La carta, al igual que la de Cataria, es dinámica y depende del pescado de calidad que en ese momento haya en el mercado, de las vedas…

Una vez que avance la temporada, ya en julio o agosto, abrirán también para las cenas.

Cataria quiere que el Sea Soul sea «el chiringuito que a todos nos gusta, un chiringuito para la gente de aquí». Los precios distan bastante de ser los del restaurante, cuyo menú degustación cuesta 145 euros. La media está entre los 30 y los 40 euros, aunque se puede comer de tapas desde 10 ó 15 euros por persona… o pegarse un homenaje con un arroz con bogavante y gastar 50.

Más información sobre este establecimiento aquí. 

Más sobre Cataria aquí. 

¿Quieres saber cómo se come en Cataria? Crónica aquí:

El pescado de siempre, como nunca

Chiringuitos en Chiclana