La empresaria Teresa Reyes reabrirá la antigua cafetería Chamara con un original proyecto hostelero dirigido por el cocinero José Luis Quintero y en el que elaborarán desde el pan hasta las tartas que pondrán para merendar

 

Un obrador de panadería y pastelería, que se podrá ver desde el establecimiento, será lo primero que se encuentren los clientes que entren al nuevo bar y restaurante que tiene previsto abrir en las próximas semanas en la antigua cafetería Chamara, que estaba situada en el número 9 de la calle Ancha de Cádiz. Una calle que sigue, de esta manera, reforzando su lado gastronómico.

El proyecto lo pone en marcha la empresaria Teresa Reyes, la fundadora, junto a su marido, Oussama Dayoub, de la cafetería Chamara, un local, que se hizo famoso por la originalidad de sus pasteles, y que abrió en el año 1993. La idea, según relata Reyes, también propietaria del hotel Argantonio, un establecimiento con encanto situado en la calle Argantonio, en el casco antiguo de Cádiz, es poner en marcha un bar y restaurante cuyo principal argumento será «servir platos sanos y naturales, preferiblemente hechos con productos de cercanía.

Para ello contará con un conocido y reputado cocinero gaditano, José Luis Quintero Vasallo, un profesional que se hizo conocido en la ciudad cuando puso en marcha El Parador de Buenos Aires, uno de los primeros establecimientos de alta cocina que se pusieron en marcha en la zona. Quintero ha pasado luego por otros establecimientos y también ha destacado por su trabajo en los últimos años en el restaurante Arsenio Manila.

El cocinero José Luis Quintero. Foto: Cosasdecome

Quintero será el que regente el local y el que se ocupe de coordinar el equipo de cocina. El establecimiento, que ocupará más de 100 metros cuadrados divididos en dos plantas, ofrecerá desde desayunos a meriendas, y también tapeo al mediodía y por la noche. Contará también con un pequeño restaurante en la primera planta.

Las previsiones son las de abrir «en las próximas semanas. Si podemos hacerlo antes de Navidad mejor, pero aún no lo tenemos cerrado» señala Teresa Reyes que detalla que de la decoración se está ocupando ella misma. De hecho ya se ocupó de la decoración del Chamara, cuando abrieron y tiene, en la misma calle Ancha, una tienda de muebles y decoración Millenium. El hotel Argantonio también fue decorado por ella.

En el nuevo establecimiento, que aún no tiene nombre. «Estamos dandolé las últimas vueltas» concreta, se utilizarán algunos muebles del antiguo Chamara «aunque intentaremos darle al sitio un aire relacionado con el cuidado del Medio Ambiente por lo que utilizaremos muchos muebles y cosas recicladas».

En cuanto al proyecto gastronómico servirán desayunos con pan que elaborarán ellos mismos y hecho con harina ecológica. Ese mismo pan lo utilizarán para el tapeo, para el almuerzo y también para los desayunos del hotel Argantonio. «También se podrá comprar en el bar para llevar pero ese no es el principal objetivo por el momento». También elaborarán su propia bollería y las tartas y dulces para las meriendas. En este sentido recuperarán los famosos baklava, un dulce de origen turco.

En la carta habrá platos realizados con pescados de la zona, carne de retinto y también tendrán mucha presencia «las verduras de Conil» explica Reyes que resalta que «trataremos que sea una comida sana y con ingredientes naturales». Los platos serán parecidos en la planta baja, donde se podrá comer de forma informal a base de tapas y en el restaurante, aunque en este segundo espacio se utilizará otro formato de presentación más cuidado.

 

https://carnicaselalcazar.es/es/?utm_source=blog&utm_medium=Gif&utm_campaign=Verano&utm_id=CosasdeCome