El establecimiento comenzó a elaborar un dulce con las tortas de almendra de las monjas en 2018. Ahora ha creado una versión de verano.

 

Se llama Sor Chiclana y es un postre elaborado con las tortas de almendras de las Monjas Agustinas Recoletas de Chiclana. La idea es de El Molino Tapas, quien ha dado a conocer este postre con la idea de que más bares sigan su ejemplo y utilicen los dulces de las monjas en sus recetas, utilizando ese mismo nombre.

Versión veraniega del postre. Arriba, la de invierno. Fotos cedidas.

Según explica el gerente del establecimiento, Adolfo Ávila, ya venían ofreciendo el dulce desde 2018; ahora lo que se ha hecho es una versión para el verano, que incorpora helado.

“La idea de elaborar un postre a base de torta de las monjas se puso en marcha inicialmente en el año 2018, sobre todo, porque viajando puede ver cómo los establecimientos hosteleros tratan de promocionar sus productos típicos y tuvimos la idea de ayudar a las monjas en la venta de sus tortas, además elaborar algo diferente y de calidad”, explicó en la presentación. Así, “en invierno ponemos el postre tal y como es, es decir, un trozo de torta acompañado de una copa de moscatel, pero en verano no se consumía tanto, por lo que hemos diseñado este nuevo postre con un helado de vainilla, que está teniendo buena aceptación”. Se trata de helado de vainilla con la torta desmigada por encima.

Con Sor Chiclana, el visitante puede degustar la tarta si no la ha podido comprar en las monjas o quiere probarla antes de comprarla. Ahora, la que todos los restaurantes que adopten la idea utilicen el mismo nombre, y que cada uno haga su versión.

Más información sobre El Molino Tapas, aquí.

Suscríbete al boletín semanal de Cosasdecome