El establecimiento gaditano ha seguido la misma línea que ya implantó tras su reapertura en primavera: una carta más corta que potencia los platos fuera de carta.

 

Sonámbulo ha renovado su carta para la temporada de otoño e invierno, y lo hace siguiendo la misma filosofía que puso en marcha esta pasada primavera: menos platos en carta y más fuera de carta. La idea, explica Jesús Recio, es potenciar el producto de mercado gracias a la pizarra, con platos que van renovándose cada día.

Brochetas morunas. Imágenes cedidas

En la carta han añadido novedades como el Saam de bacalao a la romana con romesco, las Carrilladas con kimchi, huevos fritos y piparras, la Burrata aliñá, el Bacalao con arroz de algas y alioli gratinado (en la imagen superior), los Chipirones a la brasa con fideos en tinta y espárragos, el Bocata de cadera de ternera foie, mahonesa de boletus y ragout de setas, las Puntillitas bravas, la Brocheta moruna con arroz basmati y verduras o la Ensaladilla con atún rojo a la sal y verduras escabechadas.

Puntillitas bravas: de la pizarra a la carta.

Uno de los platos que figuran en la nueva carta era una de la sugerencias fuera de carta del verano, que se ha incorporado a la oferta fija a petición de los clientes: se trata de las Puntillitas bravas.

Puedes ver la carta completa aquí.  

Más información sobre Sonámbulo aquí.

Suscríbete al boletín semanal de Cosasdecome