Donan 65 kilos de cabrito lechal, que se servirán el próximo lunes, dentro de la iniciativa #YoNoRompoLaCadena.

 

Cabrandalucía (Federación Andaluza de Asociaciones de Caprino de Raza Pura) ha donado 65 kilos de cabrito lechal al Hospital Clínico de Puerto Real dentro de la iniciativa solidaria y sin ánimo de lucro emprendida durante el Estado de Alarma.

La entidad, formada por las asociaciones de la razas murciano-granadina, malagueña, florida, payoya, blanca andaluza y negra serrana, quiere demostrar así el lado más solidario de la ganadería caprina «para que los magníficos productos derivados de la cabra lleguen a hospitales, residencias y colectivos desfavorecidos».

Según indican, en esta crisis sanitaria el sector primario «está dándolo todo para surtir de alimentos de primera necesidad a toda la población. Sin embargo, el sector está viéndose afectado por una crisis de mercado a causa del obligado confinamiento por el coronavirus». Esta situación se agrava todavía más en el caso de los pequeños ganaderos y ganaderas de caprino «que ven que con el cierre de fronteras, de los establecimientos de hostelería y del cese de mercados ambulantes que impiden la venta directa al consumidor, no pueden colocar ni vender sus productos artesanales en los canales habituales y se encuentran con sus cámaras llenas al haber caído en picado los pedidos».

«Sin embargo, los ganaderos y ganaderas de caprino, saldrán hoy también a trabajar. Las cabras no entienden de estados de alarmas ni decretos. Necesitan salir al monte a alimentarse, deben ser cuidadas y ordeñadas a diario, necesitan de atenciones constantes para su bienestar y están preocupados por las consecuencias económicas y de supervivencia de las propias ganaderías ante esta situación», explica la federación.

Por eso, antes de perder su producción, ha decidido llevar a cabo una campaña para donar parte de sus productos a los colectivos más afectados por esta crisis sanitaria: hospitales, fuerzas de seguridad, residencias de ancianos, comedores sociales, etc…

La entidad es consciente de que «esta medida puntual no arregla nada, y que la solución pasa por la comprensión y solidaridad de todos para que esta actividad tradicional de nuestros ganaderos no quede en el olvido y desaparezca, y con ellos nuestra alimentación y nuestra forma de vida». Los particulares también pueden realizar sus propias aportaciones a través de la web de la federación (puedes verla aquí) y de la cuenta bancaria ES98 3058 3014 5627 2001 2651, indicando «Donación» en el concepto.

La campaña también pretende aumentar el consumo en los hogares en un momento crítico para el sector: en los últimos días varios supermercados han cerrado los lineales a productos considerados de primera necesidad como el queso o la leche de cabra, «y la industria transformadora de lácteos se está aprovechando de esta situación, ofreciendo precios irrisorios a los productores». Además, la carne de cabrito no es de consumo habitual entre los hogares españoles. Se trata de un producto que se vende en gran medida a restaurantes, lo que ha provocado que tras el cierre «se hayan desplomado las ventas».

«Nuestros ganaderos necesitan también de tu ayuda. Con el simple gesto de comprar un queso artesanal, un litro de leche de cabra o unas deliciosas chuletas de cabrito, no sólo estarás ayudando a salir de esta grave crisis a este sector tan vulnerable, sino que también estarás ayudando al mantenimiento de empleo y de la vida en nuestras zonas rurales y a conservar el medio ambiente», argumentan.

Suscríbete al boletín semanal de Cosasdecome