Roneo es el proyecto hostelero de Chely Del Ojo Sánchez, un «gastrobar de la tierra» que abrirá sus puertas este mes.

 

Su nombre es Roneo y estará situado en el centro de Jerez, concretamente en la calle Porvera, donde antes se ubicaba el restaurante Toro. La idea es que abra este mismo mes, antes de la Semana Santa, como un «gastrobar de la tierra», donde se aborde la cocina tradicional con otro punto de vista.

La iniciativa es de Chely del Ojo Sánchez, que procede de Albores -también en Jerez-, y anteriormente había sido jefa de cocina en el Faro Blanco de Chipiona… cuenta con 23 años de experiencia en la hostelería, y ahora ha decidido abrir su propio negocio.

En Roneo habrá tapas, platos, arroz con bogavante, pescados y mariscos. Una cocina «bien tocada y presentada» que dará «un toque de glamour a Porvera». Los productos son cercanos: carnes de Cárnicas Alcázar, atunes de Gadira o pescados de la pescadería De la Mar. Chely adelanta algunos de los platos que estarán en la carta, como el arroz con espárragos o el tiramisú de Pedro Ximénez. El ticket medio estará entre los 15 ó 20 euros por persona, calcula Del Ojo.

Además, se le va a dar mucha importancia a la sala, y no faltará una carta de vinos «no muy larga pero muy bien hecha» donde destacan los vinos de Jerez y de la provincia. Trabajarán con bodegas como González Byass o Cayetano del Pino, entre otras, y ofrecen muchos de los vinos por copa.

Con respecto al local, llevaba cerrado año y medio y se ha adecuado para acoger el nuevo restaurante. La decoración ha corrido a cargo del diseñador y artista Miguel Ángel Segura Rodríguez, marido además de Chely. El establecimiento cuenta con mesas altas y bajas en el interior, con una capacidad para cerca de medio centenar de personas. Tiene barra y contrabarra y, en el exterior, una terraza con seis mesas bajas y dos altas.

Pinchar para disfrutar del chuletón de buey gaditano