El catálogo del enólogo incluye vinos de diferentes zonas geográficas españolas, incluida la provincia, donde la comercializará Distribuciones Merino.

Santiago Jordi ha presentado sus catálogo de vinos, que da más cabida a nuevas zonas geográficas y varietales en su proyecto personal que ya inició en el año 2011, y que comercializa en exclusiva una empresa del Grupo Merino, The Singular Cellar.

La nueva colección a grandes rasgos comprende tres grupos diferentes según tipología y zona de producción. Para las elaboraciones de vinos blancos, ha buscado vinificar en tres de las zonas más importantes de España. La Cotorra es un vino 100% Verdejo de la Denominación de Origen Rueda, de la zona Nava del Rey y de viñedos de una edad de más de 60 años, con una producción de 30000 botellas.

Otra de sus marcas es Atuna, 100% Chardonnay de la Denominación de Origen Somontano, parcela situada en la zona de Barbastro, a una altura de 500 metros y de aproximadamente 40 años, con una producción de 20000 botellas. Finaliza esta colección de blancos de la añada 2019 con Marenga, 100% Albariño de la Denominación de Origen Rias Baixas, situada en la subzona del Condado do Tea, con aproximadamente 40 años y una producción de 25000 botellas.

En el grupo de elaboraciones de vinos tintos, destaca Ser o no ser, una Tinta del País con tres meses en barrica de la añada 2019 y de la Denominación de Origen Ribera del Duero, de un viñedo en el corazón de la Milla de Oro, Peñafiel, con una producción de 45.000 botellas. El enólogo también destaca un vino de una zona al alza como es Ribeira Sacra, «cuna actual dónde los grandes elaboradores de vino quieren estar». En Amandi se elabora una Mencía de un viñedo longevo de 45 años de edad para producir 2500 botellas de un vino de la añada 2018 con lías, Flor de un día.

Con respecto a sus vinos de la Tierra de Cádiz, que fue con los primeros que se lanzó al mercado allá por el 2011, de su propio viñedo en el Pago de Montealegre Alto, en la Finca los Pinos, destacan tres de sus más afamadas elaboraciones, «recordando que el valor de esta finca reside en el subsuelo con un 23% de albariza y caliza activa». Destaca Petit Verdot 2016 100%, del cual se elaboran apenas 1200 botellas y donde Santiago siempre revindica la capacidad de adaptación agronómica y versatilidad enológica que ofrece esta variedad tipificando una personalidad propia y distinguida en un clima tan extremo como el nuestro por las altas temperaturas que se dan en la maduración. Este año como novedad en sus embotellados en Tierra de Cádiz saca también al mercado Tintrilla 2017, de la misma finca y un 100% de Tintilla de Rota con una producción menor a 800 botellas. La adaptación en el tiempo de esta variedad en el viñedo gaditano hace de él un vino muy singular con unas connotaciones muy características de una variedad que tal como él indica, “se comporta de una forma muy camaleónica según el suelo sobre el que se cultive pudiendo llevarte a la confusión incluso de estar catando alguna otra variedad en una cata a ciegas”. También y como no podría ser de otra forma, presenta la nueva añada de su conocido Margarito & Amapolo 2016, elaborado de la misma finca, mediante un coupage  al 50% de las citadas variedades. Fue el vino que se dio a conocer y que sigue siendo su buque insignia en sus vinos de la Tierra de Cádiz, alcanzando una producción de 4.500 botellas. Para finalizar saca al mercado igualmente la nueva añada de Caracepa,un coupage con mayor porcentaje de Syrah acompañada de Petit Verdot y Tintilla de Rota.  Todas estas variedades provienen de un viñedo que lleva personalmente en el corazón de la Sierra de la Cádiz, situado en Prado del Rey, donde a una altura de 550 metros, «la Syrah se expresa en años frescos tal como las grandes Syrah del Ródano, siendo este el argumento por el que el elaborador tuvo claro que era la zona indicada para este tipo de vino».

Santiago Jordi es Ingeniero agrónomo y Licenciado en Enología y Viticultura. Es consultor especializado en pequeñas y medianas bodegas, dónde desarrolla y aplica procesos de calidad integral. En el año 2010 fue elegido presidente de los enólogos andaluces y, a partir de 2012, preside la Federación Española de Asociaciones de Enólogos. Desde el año 2014 ocupa el cargo de Vicepresidente en la Unión Internacional de Enólogos.

Los vinos se pueden adquirir en este enlace

Suscríbete al boletín semanal de Cosasdecome