El establecimiento, con una llamativa terraza, está en la barriada de Casines y ofrece una carta de cocina innovadora, además de desayunos y meriendas

 

Sacrana es el nombre que recibía en época romana el actual barrio de Jarana en Puerto Real. Se cree que allí existió un importante núcleo de población. Este es el nombre escogido por Borja Pérez Blanco para el gastrobar que ha puesto en funcionamiento en la barriada de Casines, una zona residencial de Puerto Real en pleno crecimiento y donde no existía una oferta de este tipo.

La decoración es llamativa. El local, situado en una esquina, tiene una terraza amplia, parte descubierta y otra parte cubierta por una especie de telas que protegen de las inclemencias del tiempo. En la misma terraza, colocada sobre un suelo de madera, hay mesas bajas y altas y una barra, además de un sofá con toques rústicos para los que quieran tomar una copa ya que el establecimiento ofrece también meriendas.

Borja Pérez Blanco el gerente de Sacrana a las puertas de su establecimiento. Foto: Cosasdecome

De la decoración se ha ocupado el propio Borja, un hostelero joven, de 24 años pero con amplia experiencia ya que ha estado trabajando en Alemania y también en el bar Puerta Real situado bastante cerca del nuevo establecimiento que abrió sus puertas el domingo 17 de noviembre.

El establecimiento tiene capacidad para más de 50 personas, la mayoría de ellas en la terraza ya que el pequeño comedor interior tan sólo tiene capacidad para 16. El local funcionará durante todo el día. Así ofrecerá desayunos con distintos tipos de panes, entre ellas las rebanás de pan blanco y churros de elaboración propia.

En cuanto a los almuerzos y cenas (estas últimas tan sólo se ofrecerán por el momento de viernes a a domingos) la carta es bastante original. Ha sido ejecutada por el cocinero Samuel Candón, que es el asesor gastronómico del establecimiento y un especialista en cocina innovadora.

Así en la carta se encuentran platos bastante llamativos como unas ostras de estero (ostiones) aliñadas con un coctel de mojito. El coctel lo congelan y luego, transformado en granizado sirve para acompañar el bivalvo (el plato sale a 4,5 euros). Otro toque original en unas croquetas cuya masa se elabora con boniatos y que llevan también queso azul (3,20 euros). Elaboran también un ceviche con doradas de estero y una llamativa ensalada de mozzarella de búfala que se acompaña con pesto de nueces y melón osmotizado (4,5 euros), una técnica que consigue unos resultados que recuerdan a la fruta «escarchada» aunque con una textura mucho más agradable.

Las originales croquetas de boniato de Sacrana. Foto: Cedida por el establecimiento.

Hay una carpaccio de presa ibérica con tartufata (crema de trufas) y alcaparrones y unas alcachofas que se acompañan con anchoas y láminas de queso.

De la Sierra de Cádiz traen una tabla de quesos y ofrecen también arroces para un mínimo de dos personas (de verduras, mixto y negro).

Otro de los apartados más amplios de la carta es el dedicado a las carnes a la brasa. Las acompañan con varias guarniciones y hay desde una parrillada mixta o de verduras a costillar de cerdo (6,30 la media ración), hasta picaña de Angus de Argentina, chuletón de vaca frisona (36,50 euros el kilo), entrecot de retinto, varios cortes de cerdo ibérico o pierna de cordero que sólo tienen los fines de semana. A la brasa también hacen pulpo y calamar.

Destacan que «se hace todo aquí, incluso los grofes o las creps que servimos en las meriendas». En este sentido destacan los postres caseros como un tiramisu o una mousse de Nutella.

Horarios, localización, teléfono y más datos de Sacrana, aquí.

Aquí la guía gastronómica de Puerto Real

https://carnicaselalcazar.es/es/?utm_source=blog&utm_medium=Gif&utm_campaign=Verano&utm_id=CosasdeCome