El establecimiento presenta su nueva oferta gastronómica, renovada en un 75% con respecto a la de verano.

 

Cada temporada, A Plomo renueva su carta para adaptarla a los productos de temporada; y no es que cambie cuatro platos, precisamente: Carlos Martínez explica desde el restaurante gaditano que la nueva carta, la de otoño-invierno, supone una renovación de un 75% con respecto a la anterior.

No cambian clásicos como las bravas de la casa o el paté de ortiguillas (en la imagen superior, cedida por el establecimiento). Junto a estos, nuevos platos como las croquetas de erizo, guisos como las manitas con boletus y cocina de aprovechamiento como el  ravioli de ropa vieja. También ofrecen pescados como el rodaballo y el atún rojo. En carnes, se incorpora el abanico ibérico.

En postres, llegan clásicos de las fechas como arroz con leche y pera o la torrija, mientras que continúa la tarta de queso asada.

El establecimiento ofrece dos menús degustación, que se pueden acompañar con un maridaje.

La carta se puede consultar aquí.

Pinchar para disfrutar del chuletón de buey gaditano