El menú degustación de Código de Barra
Recomendación
El menú degustación de Código de Barra
Población
Fecha recomendación
Descripción

La oferta gastronómica del nuevo Código de Barra se expresa en dos menús de degustación, uno largo y uno corto. Probamos el primero (titulado Eritheia), temiendo no poder llegar al final, pero fue posible, incluyendo dos magníficos postres. Disfrute de principio a fin.

Tengo que decir que los catorce pequeños platos que degustamos -todos sorprendentes- demostraron que el chef juega a integrar diversos sabores, a veces antagónicos, en un recorrido personal y brillante por los platos tradicionales de la provincia de Cádiz, dónde él los construye a su manera, para que estén todos representados.

Menú largo y estrecho que diría mi amigo Ruiz Torres, platos grandes y ración pequeña.

Tortilla de camarones (extracto resultón), albedo con mojama (recuerdos de la posguerra), candié (homenaje a la cocina del hambre), asaduras con arroz (plato atemperado delicioso), langostino de Sanlúcar (muestra de marisco y salsas afines), ostión a la brasa (guiño a nuestros esteros), pestiños con foie (sabor largo y exótico), oro de Cádiz con a.o.v.e. y flor de garum (el pan propio y contundente), puchero (auténtico, de siempre), chicharrones (lo mismo, en alta cocina), rabo de toro y tortilla guisada (genial combinación), pescadilla con pollo a la canilla (delicadeza de mar), pajarito frito (en realidad codorniz, genial).

Los postres: tartaleta de maíz con caramelo de naranja, espuma de mandarina, queso payoyo macerado en vino de rosas Langvis, fue un gran postre. Y el segundo, chocolate con churros, con distintas texturas, donde el churro es el helado, con crumble de galletas.
La tapatóloga hace una crónica más detallada de su visita a Código de Barra en su blog Come en Casa. Pinchar aquí para velar completa.

La tapatóloga acompaña su informe con la foto de arriba.

 

cazatapas