El establecimiento, que estuvo funcionando como almacén, vuelve a convertirse en bar y recuperando sus famosas tapas como las berenjenas fritas. El sitio vuelve con Baltasar Núñez al frente

 

Era uno de los grandes clásicos del centro de San Roque, uno de esos lugares de donde todo el mundo sacaba una foto. En el techo fotos de carteles de Semana Santa y en las paredes objetos antiguos. El sitio cerró en enero de 2021 y su propietario Baltasar Núñez Chaves, El Balti, que ahora va a cumplir 57 años, decidia trasnformar el local en un pequeño almacén de ultramarinos.

Sin embargo, este año, hace ahora cuatro meses, según relata el propio Baltasar, ha decidido volver a su actividad de siempre y ya vuelve a funcionar como bar. «Vamos recuperando nuestras cosas poco a poco» señala Baltasar. Lo que ya están disponibles son sus famosas berenjenas rebozadas, la tapa que le ha dado más fama, pero también tienen tostas y pescado frito.

«Nuestra idea es ir aumentando la carta en los próximos meses». También irán recuperando la decoración del establecimiento y los carteles de Semana Santa se colocarán en la primavera de 2023 cuando salgan los de la próxima Cuaresma, para seguir así la tradición del establecimiento. Será entonces también cuando vuelvan a servir sus pavías de pescado, «porque solo las hacemos por esas fechas».

Baltasar señala que sirven medias y raciones y «seguimos el mismo estilo de siempre».

El bar se abrió en el año 1997, aunque ya Baltasar atesoraba una amplia experiencia en la hostelería. Desde entonces se había convertido en uno de los bares con más seguidores del casco antiguo de San Roque.

Horarios, localización, teléfono y más datos del Bar El Varal El Balti, aqui.

…Y además

Pinchar para disfrutar del chuletón de buey gaditano