Dehesa Fuente Ymbro ya exporta a otros países sus productos gourmet elaborados en San José del Valle, y ahora busca potenciar el mercado nacional.

 

Alice, Layla, Esther y Elyza son los nombres propios que están detrás de unos jamones, aceites y quesos que se venden en países como Alemania o Austria y que se fabrican en San José del Valle, a orillas del embalse de Gualdacacín y en el entorno del Parque Natural de Los Alcornocales.

Dehesa Fuente Ymbro es una empresa familiar, formada por las cuatro hermanas Warburg, de origen alemán pero criadas en España desde muy pequeñas. Cada una estudió y trabajó en el extranjero, hasta que decidieron volver a la finca familiar para emprender y llevar productos tan apreciados de la gastronomía española como el jamón o el aceite al extranjero.

La familia adquirió parte de la finca que da nombre a la marca en 1998. Al año siguiente compraron también la finca Las Vegas de Elvira y comenzaron a introducir ganado bovino. En 2000 llegaron los cerdos ibéricos, en 2006 el ganado de lidia y en 2011, las cabras. Comenzaron a plantar olivares en 2016, y después llegarían los almendros. En la finca, los animales se alimentan en libertad.

Fue en 2015 cuando las hermanas decidieron comenzar un nuevo proyecto, incorporando la comercialización de productos agroalimentarios, principalmente aceite y queso. «A lo largo de los años hemos mantenido un objetivo claro, ofrecer a nuestros clientes unos productos únicos y exclusivos, de la mayor calidad, poniendo en valor los productos artesanos y el sabor de Andalucía», explica Layla. Sus primeros mercados han sido Alemania y Austria, y ahora -con el mercado internacional más restringido por la pandemia- se centran en el mercado nacional, en puntos como los hoteles de Baleares o la Costa del Sol.

Actualmente comercializan aceite de oliva virgen extra, queso de cabra, miel de mil flores y jamón ibérico. Estos son los productos:

  • Cuentan con tres categorías de AOVE Premium: Black Premium de las variedades manzanilla, arbequina y picual), Gold Premium (hojiblanca, arbequina y pajarera) y el orgánico (hojiblanca, picual y pajarera).
  • El queso de cabra (tienen cabras florida, y alguna payoya y murciano-granadina) es artesanal, semicurado (45 dias de maduración), con corteza comestible, muy poca grasa, duro y cremoso. Lo comercializan en tres formatos: medio kilo, un kilo y dos kilos.
  • Miel de Mil Flores de Dehesa. También se trata de un producto artesanal procedente de las abejas que polinizan en los almendros y las diferentes floraciones que predominan en las épocas de su cosecha como azahar, romero o alguna retama de la sierra.
  • Jamón ibérico. Se trata de jamón ibérico, de cebo, que comercializan cortado a Cuchillo y
    envasado al vacío en envases de 150 gramos.

Tienen venta online (enlace aquí), con la opción de comprar productos por separado o lotes. Algunos de sus productos también se pueden probar en restaurantes como Hermanos Carrasco o Secuencia Nueve de Jerez, o adquirir en el colmado de la Venta Pinto de Vejer.

Pinchar para disfrutar del chuletón de buey gaditano