El establecimiento también ofrecerá cada día la berza chiclanera, acompañada por su pringá.

 

La Embajada de Chiclana ha estrenado una nueva carta que trae varias novedades. Una de ellas son las denominadas Puntillitas ibéricas, un plato que han ofrecido anteriormente fuera de carta y que ahora ficha como titular de la oferta gastronómica del establecimiento.

Estas puntillitas son, en realidad, tiras de abanico ibérico, una parte del cerdo bien infiltrada de grasa. La carne se macera durante 24 horas en una mezcla de especias, y en el momento de servir se pasan por harina y se fríen en aceite. Por encima le ponen un mojo picón casero. Más datos sobre este plato, aquí.

Otra de las nuevas opciones, explica Antonio Amado, son los canelones de chicharrones. Además, todos los días ofrecen un berza chiclanera acompañada con su pringá.

Puedes ver la carta completa aquí. 

Más información sobre este establecimiento, aquí. 

Suscríbete al boletín semanal de Cosasdecome