El primer atún capturado pesó 242 kilos. Las perspectivas de captura para este año superan las 408.000 toneladas.

 

La temporada de Atún rojo de la Almadraba de Barbate 2020 comienza con el primer atún capturado de 242 kilos y con unas perspectivas de captura de 408.866 toneladas. Con la levantá ese primer atún el 1 de mayo da comienzo oficialmente una nueva temporada en la almadraba de Barbate.

Los barcos, buzos y marineros de Petaca Chico «han vuelto al mar para poder pescar los atunes con la más antigua y tradicional forma de pesca, la técnica de la almadraba, respetuosa con el medio ambiente y en la que únicamente se capturan las piezas adultas y permitidas de los atunes rojos salvajes que pasan por la costa de Barbate en su camino hacia el Mar Mediterráneo; un camino que realizan año tras año buscando las aguas cálidas para desovar», explican desde la empresa.

Así, tras un año de preparativos «y de mucha ilusión», la temporada se inició con ese primer atún de 242 kilos al que siguieron algunos ejemplares capturados que oscilaron entre los 150 y los 300. Inmediatamente después de la captura de los atunes en la Almadraba, las piezas capturadas se envían al barco factoría ubicado junto a la almadraba -que cuenta con tripulación japonesa que previamente ha pasado por una cuarentena-, donde se despiezan y comienza su proceso de ultracongelación a -60°. De esta forma se reduce el tiempo trascurrido entre la captura y la ultracongelación del atún rojo, que permite garantizar todas las propiedades organolépticas del producto obteniendo así la máxima calidad. Una vez finalizada la campaña, el buque factoría descargará directamente las piezas en las instalaciones de Petaca Chico en la Zona Franca del muelle de Cádiz donde la empresa cuenta con almacenes de ultracongelación a -60º y serán destinadas para la venta a la restauración nacional.

«En estos días en los que permanece el estado de alarma estatal por COVID-19, en la Almadraba las inquietudes han sido muchas pero en ningún momento se ha perdido el ánimo», aseguran. «El ánimo del equipo de trabajo, ha sido muy positivo; han trabajado duro en el calado de las redes que conforman el laberinto por el que nadan los atunes, respetando las normas de seguridad en el trabajo por el bien de la salud de todos. Aunque existe optimismo, no se puede negar que la situación actual ha planteado cierta inquietud ya que el éxito de la temporada que ya ha comenzado, depende de varios factores, siendo uno de los más importantes, que no existan contagios y por supuesto, que las administraciones pudieran contar con los medios necesarios para garantizar su participación en cuanto a observación e inspección para garantizar y certificar la trazabilidad y cumplimiento, como siempre se hace en Petaca Chico, y de que los mercados se recuperen lo más rápidamente posible para poder vender el producto».

Durante todo este tiempo en la almadraba, «se han tomado las precauciones exigidas por Sanidad para un trabajo seguro; todos los empleados trabajan con guantes, mascarillas y pantallas; se han fijado máquinas con polea para ir jalando las redes en la Sacá, lo que permite que este año pueda existir una distancia de seguridad entre los hombres que están en el barco. También, los inspectores y observadores de la Administración han cumplido una cuarentena y se han desplazado a Barbate donde se les ha fijado una residencia temporal para que no tengan que realizar desplazamientos y garantizar así un control de su salud».

Para este año 2020, las cuatro almadrabas gaditanas se repartirán 1.479,408 toneladas, lo que en el reparto inicial supone un total de 408.866 toneladas para Barbate, pero este año se ha conseguido traer más cuota a Barbate proveniente de pesquerías de Cantabria y país vasco para alcanzar un total de 1.100 toneladas disponibles para pescar. La primera captura de la temporada en el conjunto de las almadrabas gaditanas fue el 25 de abril en la de Zahara de los Atunes, donde se levantaron 60 atunes que permitieron que ya se pudiera encontrar atún en el Mercado de Abastos municipal a lo largo de la semana.

Donación

A la segunda levantá acudió Ángel León de Aponiente para apoyar la campaña de donaciones al banco de alimentos de Cádiz y a la que Petaca Chico se ha sumado con la donación de atún rojo de almadraba que irá destinado a las familias que más lo necesiten, explican.

Más sobre Petaca Chico, aquí.

¿Quieres saber como funciona una almadraba? Pincha aquí.

Todo lo que tienes que saber del atún rojo de almadraba, aquí.

El pez que viaja por amor

Pinchar para disfrutar del chuletón de buey gaditano