El establecimiento, regentado por los cocineros Jaime Batista y Alejandra Gnisci, tiene propuestas como la Raya a la naranja al estilo vietnamita o el Tataki de adobo.

 

Narea ha abierto hace pocos días en la calle Banda Playa de Sanlúcar de Barrameda con una propuesta original, que parte de los platos tradicionales de la zona y les da un enfoque diferente. Además, aquí no hay ni tapas, ni medias raciones, ni raciones, sino «tercios».

La iniciativa es de dos cocineros jóvenes pero con experiencia, Jaime Batista Tejada y Alejandra Gnisci Lento. Él es de Sanlúcar, estudió en Jerez y ha trabajado con profesionales como David Muñoz, los hermanos Roca, Ramón Freixa o el grupo Triciclo. Alejandra viene de Buenos Aires, tiene ascendencia italiana y se crio en la costa de Málaga, aunque también estudió en la Escuela de Hostelería jerezana, donde se conocieron los dos. Entre otros, ha trabajado con los hermanos Roca y el grupo Triciclo. Para ambos, el restaurante sanluqueño es el primer negocio que emprenden.

Jaime Batista y Alejandra Gnisci. Fotos cedidas.

Narea (el nombre es un anagrama de arena) quiere convertirse en «una casa de culto a la gastronomía, desde el producto en sí hasta el oficio que nuestro equipo desempeña». Explican que buscan «una mirada contemporánea sobre la cocina tradicional» con un «toque muy personal».

En la carta, esta filosofía se materializa con platos que son «un guiño a la gastronomía de aquí», explica Jaime. Y cita, por ejemplo, el Tataky de adobo de pez limón, la Raya a la naranja al estilo vietnamita, la Corvina a la roteña «a nuestra manera» o el Salmorejo de nectarina con anguila ahumada.

Melocotón a la brasa, con helado de dulce de leche, croissant tostado, gel de earl grey y avellanas caramelizadas. El plato de arriba del todo es un Saam de panceta a las 5 especias chinas sobre hoja de lechuga, con ensalada de mango, manzana y pepino, aliño de chiles dulces, lima y hierbas aromáticas. Fotos cedidas.

El formato de estos platos es de «tercio», según lo han denominado: la media ración y un cuarto más, lo que vendría a ser cuarto y mitad de ración. Son platos pensados para compartir.

El establecimiento cuenta con una sala con barra y mesas bajas (hay también dos altas) y terraza. En la decoración, de estilo «ecléctico», predomina la madera y las plantas, aunque tiene un aire algo «vintage e industrial».

La sala. Fotos cedidas.

Jaime recomienda reservar. «Nos gusta preparar las cosas con antelación, por eso funcionamos mejor con reserva», explica. El teléfono y la web para hacerlo y más datos, aquí.

…Y además

Y aquí un video sobre tapas hechas con papas de Sanlúcar

Pinchar para disfrutar del chuletón de buey gaditano
Pulsa aquí para suscribirte a Cosasdecome Cádiz