Gestionado por Cristina Leza, del también jerezano El Chile Habanero, ofrece tapas con un toque actual donde el pescado de temporada, la parrilla japonesa y las conservas artesanas son los protagonistas.

 

Sabe, ante todo, a mar y a pescado fresco. De ahí su sobrenombre: ‘pescadería y oyster bar’. Aunque también a cerveza recién tirada con vistas al IFECA de Jerez, a tapeo con toque actual, a parrilla japonesa e incluso a conservas artesanas. Así se define Mussama, el nuevo establecimiento que ha abierto sus puertas en la jerezana avenida del Ejército. Se trata de la aventura empresarial de Cristina Leza, que tras varios años junto a José Luis Pérez Santos en el Chile Habanero, decide emprender su proyecto personal «para probarme a mí misma». «Quería ofrecer a nuestros clientes el mejor pescado de temporada de la Bahía de Cádiz en un ambiente diferente. Y así nació Mussama», explica Leza.

De esta forma, los papelones de choco frito de trasmallo, calamares o tortillas de camarones cuentan con gran protagonismo en la oferta gastronómica de este nuevo establecimiento, donde también hay cabida para entrantes con sabor a mar como la ensaladilla de gambas de Sanlúcar, el tartar de atún rojo de almadraba o el salmorejo con tiras de mojama. Aunque lo más particular de Mussama es que cuenta con su propia pescadería «desde donde se oferta y pesan distintos pescados procedentes de la lonja de Sanlúcar». Es el propio cliente el que decide si desea consumirlo in situ o llevárselo a casa.

El pescado y las frituras del mismo son los protagonistas de la carta. Foto: CosasDeComé

El pescado y las frituras del mismo son los protagonistas de la carta. Foto: CosasDeComé

En el apartado de tapeo, el establecimiento de Leza cuenta con creaciones con toques de actualidad elaboradas en la robata, una parrilla japonesa donde se cocinan los productos con varios niveles de altura atendiendo a las necesidades de temperatura que requiere cada uno de ellos. Es el caso de sus pinchos morunos de pollo o cordero acompañados con cous cous o de la hamburguesa con salsa burguer casera. También cuenta con originales brioches, a modo de montaditos para comer con las manos, que rellenan de gambas al ajillo, lomo de atún, calamares o steak tartar y conservas artesanas. «Le damos mucha importancia a este apartado», confiesa Leza. En él se incluyen propuestas como anchoas sobre pan con mantequilla ahumada, mejillones en parmentier o bacoreta barbateña y su tomaca. La oferta de Mussama concluye con un amplio surtido de cócteles, idénticos a los que sirven en El Chile Habanero.

En lo que a sus instalaciones se refiere, el establecimiento cautiva por su amplia terraza que mira al IFECA de Jerez, aunque el salón interior, de mesas altas y bajas y peces por doquier, también cuenta con amplios ventanales hacia el exterior.

Cristina Leza, propietaria, con su equipo de Mussama. Foto: CosasDeComé

Cristina Leza, propietaria, con su equipo de Mussama. Foto: CosasDeComé

Más sobre Mussama, aquí.