La bodega y almazara Sáncha Pérez elabora cada año una mermelada con su vino tinto.

 

La bodega Sancha Pérez, situada entre Conil y Vejer, elabora cada año una mermelada a partir de su vino tinto, que elabora con las variedades de uva merlot y petit verdot. Según explica Ramón Iglesias, cada vez se reserva una parte del vino para enviárselo a unos amigos que se encargan de elaborar la mermelada. Es, por tanto, una mermelada de la que casi se podría decir que tiene añadas.

Este producto ya está disponible en tiendas del entorno a un precio de cinco euros. Aclara Iglesias que la mermelada no contiene alcohol aunque «sí ese toque del vino tinto; combina con numerosos ingredientes y esa ausencia de alcohol puede servirse en comidas con público de lo más variado».

Sancha Pérez es una explotación familiar que se dedica a la transformación agroalimentaria de dos cultivos milenarios: el olivo y la vid, que jugaron un importante papel en la economía de los pueblos de la zona en los siglos del XVII al XIX. El complejo turístico compatibiliza la actividad agroalimentaria con las vistas para dar a conocer los procesos de la producción artesanal y ecológica del vino y del aceite. Cuentan con un Museo del Olivo al aire libre en el que se pueden constatar las diferencias entre algunas de las variedades de olivo más conocidas en sus tipos de hojas, de ramas y aceitunas.

Más información sobre Sáncha Pérez, aquí. Este es el enlace a su página web.