Enrique Hidalgo ha presentado en Madrid en un congreso de nutrición la fórmula para transformar platos tradicionales en elaboraciones sanas.

 

‘De las tortillas a las natillas’, así bautizó Enrique Hidalgo, propietario y chef de Arrebol, la ponencia y demostración de cocina en directo que ha realizado el día 22 de septiembre en Madrid ante casi 200 nutricionistas de distintos puntos de España. El objetivo: demostrar cómo es posible transformar platos tradicionales en elaboraciones sanas en un establecimiento hostelero y ganarse el favor del público.

Arrebol lleva desde el mes de enero ofertando a sus clientes menús saludables de entre 600 y 800 calorías para aquellos que desean cuidarse también cuando salen a comer a la calle. Una iniciativa que surgió en colaboración con Antonio Ballesteros, nutricionista del Cádiz CF y de Nutriendo-T y que en estos meses se ha consolidado debido a su alta demanda. «No podemos estar tirando siempre de gastronomía internacional y novedosa. Hay mucha gente preocupada por comer bien o otra que debería concienciarse de su importancia», declara Hidalgo que cocinó al vapor en el citado evento de nutrición para posteriormente preparar una tortilla de patata libre de grasas y natillas sin azúcar.

Enrique Hidalgo, de Arrebol, durante su ponencia en Madrid. Foto: CosasDeComé

Enrique Hidalgo, de Arrebol, durante su ponencia en Madrid. Foto: CosasDeComé

Estas elaboraciones pasarán a formar parte en breve de alguno de los menús saludables semanales de Arrebol que, tras un breve descanso en agosto, regresan con fuerza y haciendo especial incidencia en postres como los gofres de garbanzos con kale y guacamole, el brownie vegano de chocolate puro o el arroz con leche de coco. Hidalgo, que ha incorporado a su equipo al que fuera chef del establecimiento isleño Lata-barra, José Alberto Muñoz, pretende volcarse aún más si cabe en esta vertiente de gastronomía sana mientras que Muñoz se centrará en las nuevas creaciones de Arrebol.

Más sobre Arrebol, aquí.