En Jero’s Burger preparan unos memorables bocadillos, como el de tortilla o el Piripi, donde la calidad y el tamaño importan. Un negocio que nació hace 30 años en Bilbao de la mano de Jerónimo Carballo y que ha heredado su sobrina Janire

 

 

Casi han pasado 30 años desde que Jerónimo Carballo inaugurara su tienda de bocadillos Jero’s Burger en Bilbao. El negocio no solo acumula años, si no también kilómetros, pues en 2005 lo trasladó a la zona de La Rosaleda en Chiclana. Un cambio de más de 900 kilómetros que tuvo lugar tras visitar en un par de ocasiones a su sobrina Janire, que vivía en la provincia de Cádiz. Cuando Jero se jubiló fueron ella y su marido los que se hicieron cargo de un negocio que puede presumir de preparar grandes bocadillos, de tamaño y también calidad.

Jerónimo, el fundador de Jero’s Burger ya  jubilado, en una divertida imagen junto al logotipo. Foto cedida.

La carta de presentación más inmediata de Jero’s Burger es su divertido logotipo, una caricatura de Jerónimo que su sobrina elaboró junto a una amiga que estudiaba diseño gráfico y que guarda un simpático parecido con el original. Aunque ya no frecuenta el establecimiento, Janire y Jesús continúan con la misma fórmula de bocadillos, hamburguesas y sandwiches.  El principio que los guía es preparar la comida como a ellos les gustaría si fueran los clientes. Y parece ser una buena fórmula. Prefieren que los ingredientes sean abundantes, aunque el precio suba un poco, a ir recortando en cantidad.  Uno de sus bocadillos bien pueden alcanzar los 600 gramos o incluso el kilo si es hecho con ingredientes al gusto.

Bocadillo de tortilla. Foto: Cosas de Comé

Casi todos sus bocadillos llevan números por nombre. El Dos es uno de los más populares: tortilla de patata hecha al momento con pimiento verde o jamón serrano, a elegir (aquí el informe tapatológico). Efectivamente, la tortilla se hace para cada bocadillo, con unos 200 gramos de patata y dos o tres huevos . Tienen preparadas las patatas, y solo tienen que mezclarlas con el huevo y hacer la tortilla. «Muchas veces no nos da tiempo de sacar las patatas de la olla porque nos empiezan a entrar pedidos, y se acaban», cuenta Janira, que añade que prefieren hacer en pequeñas cantidades para que el producto esté siempre fresco. El pan es crujiente, con la cantidad justa de miga, que hornean al momento para que aguante en perfectas condiciones.

Bocadillo Piripi. Foto: Cosas de Comé

Las hamburguesas son otra de las especialidades de su carta, donde, de nuevo, utilizan el pan recién hecho, que tanto en las hamburguesas como en los bocadillos, también ofrecen sin gluten. Entre la lista de variedades destacan dos que han estado en carta desde los comienzos de Jero’s Burger en 1996: la Ranchera (ternera, huevo a la plancha, queso, jamón York y patatas) y la Caballo (ternera, cebolla caramelizada, huevo a la plancha, queso, lechuga y tomate). Janire recuerda comerlas cuado su tío aún tenía el negocio en Bilbao. Además de sus clásicas, han introducido las llamadas, smash en la que el filete se aplasta para que tenga un toque crujiente.

Sus sándwiches también tienen mucha fama, especialmente el de pollo. En este no mezclan los ingredientes, sino que los colocan por capas, se puede ver todo lo que llevan. Ellos mismos cuecen el pollo, ingrediente que también usan en el Cubano, el Habanero o el Malagueño. Curioso es el equilibrio que consiguen, a pesar de ir bien de ingredientes, permanecen en el centro (lo que pase después depende de la habilidad del consumidor).

Una de las hamburguesas de Jero’s Burger. Foto: Cosas de Comé

El servicio de Janire es otro de los motivos para repetir. Así lo hacen muchos clientes, de los que recuerda con envidiable memoria sus preferencias e incluso intolerancias que a veces los propios clientes olvidan. Ella es la encargada de los pedidos, aunque ofrecen la opción de hacerlo desde una aplicación, tanto desde cualquier ubicación como en el propio establecimiento.

Su comida y bocadillos no deja de ganar adeptos a pesar de que en los alrededores, en el polígono Urbisur concretamente, han ido abriendo cadenas de comida rápida. En lugar de perjudicarles, esto les ha beneficiado, cuenta Janire, ya que la gente que busca otros restaurantes de este tipo en internet  y no los conocen, ven que existe un sitio con mejor puntuación en la zona. Confiesa que le gustaría dar un aire más moderno al local, pero por ahora, pueden asegurar que el secreto de su éxito está en la comida bien hecha y en unos bocadillos que no se olvidan.

Horario, localización, carta y más información sobre Jero’s Burger

Y además…

Si no te falta un bocadillo ni a la hora de desayunar, esta es tu lista con los mejores de la provincia:

Los 15 bocadillos para desayunar más aplaudidos de la provincia de Cádiz

Y su mueres con una buena tortilla de papas, aquí encontrarás la tuya:

Las mejores tortillas de Cádiz

 

https://carnicaselalcazar.es/es/?utm_source=blog&utm_medium=Gif&utm_campaign=Verano&utm_id=CosasdeCome