Aponiente abrirá el 2 de julio, mientras que Lu Cocina y Alma y Mantúa, de Jerez, está aún estudiando su fecha de reapertura. Alevante depende de la fecha de apertura del Meliá Sancti Petri de Chiclana

 

Será complicado auguran los cocineros Angel León y Juan Luis Fernández. Ambos comparten estos días cocinas en el restaurante Aponiente donde están elaborando diariamente casi medio millar de comidas para personas necesitadas, un programa que desarrollan junto a la organización no guberntamental World Central Kitchen y Cruz Roja.

Pero a la vez que reconocen la complicación del momento se muestran seguros en continuar con el espiritu de sus restaurantes y seguir practicando la alta cocina que les ha colocado en el mundo Michelín, el de más prestigio entre los restaurantes.

Lo mismo piensa Israel Ramos, del Mantúa, el restaurante jerezano que se subió también al pedestal Michelín a finales de 2019. Su idea es también mantener el espíritu de restaurante de alta cocina «aunque siendo conscientes de las dificultades».

León y Fernández coinciden también en señalar en que «una vez que hemos llegado hasta aquí tenemos que luchar por mantener nuestro estilo. Otra cosa no tendría sentido. Nuestros costes son muy altos y no se puede rebajar el precio de la comida y no nos podemos poner a transformar lo que hacemos en comida a domicilio.»

Aponiente tiene una plantilla de más de 50 personas, mientras que Lu Cocina y Alma tiene 12.

Estos tres profesionales coinciden en que la falta de concrección en las medidas de desescalada del estado de alarma tampoco contribuye a aclarar su futuro «ya que no podemos establecer un plan concreto, porque las cosas cambian mucho».

Fernández y León señalan que «el año 2020 lo damos por perdido. A lo que aspiramos es a no morir en este año y resurgir en 2021, otra cosa no se puede esperar».

Angel León señala que la previsión es abrir Aponiente el próximo 2 de julio, jueves, «aunque aún estamos ultimando detalles y esto puede cambiar. Pero es la previsión con la que estamos trabajando a día de hoy». Abrirán de la misma manera que hasta ahora y con dos menús degustación.

En cuanto a Alevante, el restaurante que tienen en Chiclana, con una estrella Michelín y alojado dentro del hotel Meliá Sancti Petri, León señala que «su apertura dependerá de cuando se abra el hotel».

Finalmente en lo que se refiere a la taberna del Chef del Mar, situada en la calle Puerto Escondido, en el primer local que ocupó Aponiente, la idea es también conservar el mismo estilo del sitio. Actualmente están trabajando en la fecha de apertura y «habrá algunos cambios como por ejemplo que se podrá reservar mesa en el establecimiento».

En cuano A Lu Cocina y Alma, Juanlu Fernández señala que no hay fecha fijada para la reapertura. «Estamos concretándolo todo. Lo único que tenemos claro es que seguiremos en la misma línea». Si habrá cambios en el local que regenta en Marbella, Maison Lú «donde si es posible que introduzcamos el concepto de comida para llevar, aunque sin apartarnos de nuestro concepto gastronómico». De todos modos la apertura no será hasta la tercera fase del desconfinamiento.

Fernández habla también de «que será necesario imaginar, buscar otras fuentes de ingresos que nos permitan sobrellevar la situación».

Tampoco tiene fecha fija de apertura Israel Ramos con Mantúa. «Estamos pendientes de la evolución de la situación y también de los cambios que se producen en la legislación. Tenemos claro que a nuestros restaurantes se va a disfrutar y hasta que esto no esté claro, que la gente podrá disfrutar, no abriremos».

En cuanto a Albalá, su otro establecimiento de Jerez, el primer gastrobar que abrió en la ciudad y con gran éxito de público, Ramos señala que «no tenemos tampoco día fijado de apertura, aunque no será hasta que se puedan abrir los restaurantes con sus salones interiores».

¿Quieres saber cómo se come en los estrella Michelin de la provincia?

Y además

Suscríbete al boletín semanal de Cosasdecome