Referente más allá del campo de Gibraltar, el conocido establecimiento de la familia Martín cumple medio siglo de vida convertido en punto de origen de un grupo empresarial en crecimiento y que a día de hoy surte de pescados y mariscos como mayorista a numerosos puntos de España.

 

Emprendedores o aventureros, pioneros o visionarios. Existen personas que gozan de una especial garra empresarial o del don innato de vislumbrar avances para su sector. En la familia Martín van bien servidos de ambas capacidades. La famosa pescadería algecireña Antonio Martín celebra medio siglo de vida como referente de calidad más allá del campo de Gibraltar. ¿El motivo? El arrojo de Antonio Martín, su creador y regente durante treinta años, y el de su hijo Javier Martín, actual propietario. “A mi padre siempre le ha gustado estar en la avanzadilla, investigar, ir por delante. Así consolidó su negocio y yo he aprendido de él”, confiesa Javier.

Su experiencia como jefe de cocina del Club Naútico de Algeciras despertó en Antonio Martín el interés por fundar su propia pescadería. Foto cedida por el establecimiento

Su experiencia como jefe de cocina del Club Naútico de Algeciras despertó en Antonio Martín el interés por fundar su propia pescadería. Foto cedida por el establecimiento

Antonio Martín abrió las puertas de su pescadería un 10 de enero de 1970, en las inmediaciones del mercado Ingeniero Torroja. Su experiencia como jefe de cocina en el Club Náutico de Algeciras y sus constantes paseos hasta la lonja para hacerse con el mejor pescado despertaron en él la curiosidad por el sector que le empujó a crear su propio negocio. “Mi padre siempre entendió la pescadería bajo la consigna de la máxima calidad, tratando cada pescado como una pieza única”, explica Javier Martín.

Este afán por la excelencia llevaría con los años a Antonio Martín a desplazarse hasta otras lonjas de Andalucía. “Era un hombre inquieto y buscaba lo mejor para una clientela que crecía sin parar”, comenta su hijo quien aclara que, por aquel entonces, no era común que el propietario de una pescadería realizara semejantes viajes. “Pero él era un adelantado en ese sentido. Sabía que era importante conocer el mercado”.

El propio Antonio Martín fue quien instruyó a su hijo Javier en la pescadería. Foto cedida por el establecimiento

El propio Antonio Martín fue quien instruyó a su hijo Javier en la pescadería. Foto cedida por el establecimiento

Desde niño, a Javier le fascinaba contemplar cómo su padre se desenvolvía en el negocio familiar, atendía a sus clientes con esmero y dominaba a la perfección las características de todas las piezas de su mostrador. “Era una persona que sabía enseñar y transmitir sus conocimientos. El mejor maestro”, recuerda el hijo de Antonio Martín sin contener su admiración. Por ello, Javier no tuvo ninguna duda cuando su padre le preguntó, allá por 1998, si deseaba capitanear junto a él los designios de la pescadería familiar. La repuesta de Javier Martín fue un sí orgulloso y rotundo. “El negocio se hacía cada vez más y más grande. Recuerdo que fuimos proveedores en la Expo’92 de Sevilla. Fue un gran orgullo para nosotros”, explica Javier.

Javier Martín se encuentra al frente del negocio familiar desde el año 2000. Foto: CosasDeComé

Javier Martín se encuentra al frente del negocio familiar desde el año 2000. Foto: CosasDeComé

Un año más tarde, el cierre de la lonja pesquera de Algeciras por la falta de convenio con Marruecos supuso un antes y un después para la pescadería Antonio Martín. Para evitar que las nuevas circunstancias afectaran al establecimiento, Javier Martín comenzó a innovar y a diversificar el negocio familiar. “En 2012 renovamos la pescadería y la presentamos como ‘la boutique del pescado’ con un aspecto funcional y grandes cristaleras, como si fuera una joyería”. El hijo de Antonio Martín recuperaba así la idea de su padre de tratar cada pescado o marisco como una pieza única y exclusiva, “una joya al fin y al cabo”

Antonio y Javier Martín entienden su pescadería como si de una joyería se tratase, donde cada producto es una pieza única. Foto: CosasDeComé

Antonio y Javier Martín entienden su pescadería como si de una joyería se tratase, donde cada producto es una pieza única. Foto: CosasDeComé

Además, en la boutique del pescado cuentan a diario desde entonces con más de quince especies distintas de pescado y otras diez de mariscos provenientes de distintos puntos de la geografía española. “Manteniendo siempre la máxima de calidad, marca de la casa”, reseña Javier Martín.

Antonio Martín cuenta a diario quince especies distintas de pescados y otras diez de mariscos. Foto: CosasDeComé

Antonio Martín cuenta a diario quince especies distintas de pescados y otras diez de mariscos. Foto: CosasDeComé

Y también como seña de identidad de todo pionero que se precie, un sinfín de innovaciones para facilitar la experiencia al cliente. Desde una zona de degustación, pasando por un cocedero de mariscos propio, zona de envasado al vacío de productos, bolsas de conservación de frío personalizada, tarjeta de fidelidad, servicio de compra vía telefónica u online con reparto gratuito en el campo de Gibraltar. Todo ello sin olvidar la atención directa y personal con una clientela de años que continúa visitando fielmente las instalaciones del número 12 de la calle Cánovas del Castillo. Algunos ya conocían y apreciaban a Antonio Martín y en la actualidad hacen lo propio con Javier. “Nuestra esencia está aquí, regalando un trato humano y cercano. La tienda fue nuestro origen y punto de partida”.

Porque a día de hoy, tras veinte años bajo el mando de Javier Martín, la pescadería de Antonio Martín va mucho más allá de este mítico establecimiento junto al mercado Ingeniero Torroja. Cuatro empresas y más de una veintena de trabajadores conforman en total el grupo Pescados Martín SL que se ha introducido en el sector de la restauración en el campo de Gibraltar además de en el negocio mayorista surtiendo de pescados y mariscos a distintos puntos de España. Aunque sin olvidar sus raíces. “Seguimos introduciendo innovaciones en nuestra tienda. Somos la única pescadería de España con página web con cámara en directo para que el comprador vea el estado de pescado antes de adquirirlo”, desvela Javier con ilusión.

Javier Martín desea perpetuar el legado familiar en sus hijos, Javier y Gonzalo. Foto cedida por Javier Martín

Y es que el entusiasmo sigue siendo una máxima fundamental en la pescadería Antonio Martín. También a la hora de celebrar su medio siglo de vida, a pesar de que el actual estado de alarma pospondrá esta conmemoración. “Nos gusta celebrarlo todo. Ya lo hicimos cuando cumplimos 25 años y esta vez no iba a ser menos. Estamos muy felices” sentencia Javier Martín mientras ultima los pedidos a domicilio que permite a sus clientes quedarse en casa en tiempos de coronavirus. “Ellos son los que dan sentido a todo. Porque durante estos 50 años han estado a nuestro lado, respaldando nuestros pasos y apoyándonos”, concluye Javier.

Más sobre la pescadería Antonio Martín de Algeciras, aquí.

Más sitios abiertos durante el estado de alarma en Cádiz, aquí.