La empresa ha habilitado la venta de esta conserva artesanal a través de su tienda online.

Suscríbete al boletín semanal de Cosasdecome

 

Las sardinas de La Tarifeña ya están disponibles a través de internet con el objetivo, explican desde la empresa, de acercar a los consumidores «un clásico avalado por la calidad que define a la marca».

Las sardinas en conserva, indica La Tarifeña, se elaboran una a una por las manos de expertas estibadoras y se disponen en filetes enteros de tamaño uniforme. El proceso de elaboración de la conserva parte de una tradición artesanal centenaria que es la seña de excelencia de la firma y que se ha transmitido de generación en generación en la fábrica, ubicada en la misma Tarifa. Al no tratarse de una producción industrial, las sardinas en lata no contienen químicos ni conservantes. El aceite de girasol y la sal que las acompañan permiten mantener intactas las características organolépticas del pescado de la manera más natural.

Los filetes de sardinas envasados son de color blanquecino y tienen «un aroma y sabor intenso y agradable, propios de esta especie de pescado. Además, pueden presumir de su textura compacta y firme, que destaca por su delicadeza y escasez de grasa. El aceite de girasol que las cubre tiene un sabor menos intenso que el de oliva, lo que permite apreciar todavía más el excelente sabor de la sardina».

Esta conserva tienen un peso neto de 120 gramos y está disponibles con oferta de lanzamiento a 2 euros la unidad en la tienda online (ver aquí).

Concurso de recetas

Por otro lado, la firma ha convocado a través de sus redes sociales un concurso de recetas, que han de incluir alguno de sus productos. El premio es de un lote de 4 conservas de cristal de La Tarifeña. El ganador se decidirá  a través de un jurado, compuesto por equipo directivo de Conservera de Tarifa. Este es el enlace para participar. Y este, para participar a través de Instagram. Se pueden presentar recetas hasta el 31 de julio y el fallo del jurado se dará a conocer el 3 de agosto.

La Tarifeña es una de las marcas míticas de las conservas de Tarifa. Se fundó en 1910, por lo que tiene ya más de un siglo de historia. Más información aquí.