El establecimiento de Vejer está negociando actualmente para llevar sus productos a Inglaterra y Dinamarca.

 

El regalo de unos sacos de limones orgánicos por parte de un vecino fue el origen de unas limonadas que ya han llegado a Madrid y, si las negociaciones fructifican, también se venderán en Inglaterra y Dinamarca.

El restaurante Patría de Vejer comenzó a hacer estas bebidas para aprovechar el regalo de sus vecinos. Tanto gustaron que un año después, ya no eran jarras para servir en el propio establecimiento de La Muela, sino botellas, y en 2017 abrieron una fábrica porque no daban abasto.

Ya hay cinco variedades de estas limonadas hechas al estilo danés -los propietarios del establecimiento, Thomas y Ase Donso, proceden de este país-, de limón y jengibre, de fresa, de mango, agua de panela-limonada de mojito y de melocotón, comercializadas bajo la marca Patría Pura. Todas tienen algo en común: los únicos ingredientes son el zumo de frutas ecológicas, extractos de hierbas frescas, agua y azúcar de caña ecológica.

Las bebidas pasó al principio de distribuirse solo en el establecimiento a extenderse por la zona de La Janda. La creación de la fábrica permitió ir más allá y llevar las limonadas a Sevilla o al mercado de San Miguel de Madrid. Ahora, el siguiente desafío es el mercado internacional; ya hay negociaciones para exportarla a Inglaterra y Dinamarca.

Más información sobre el establecimiento, aquí. 

La página web de la limonadería, aquí.

Suscríbete al boletín semanal de Cosasdecome