La mítica conservera presenta por primera vez sus productos en este formato que permite ver el pescado

 

La Tarifeña es una de las marcas míticas de las conservas de Tarifa. Se fundó en 1910 por lo que tiene ya más de un siglo. Hasta ahora la firma, englobada ahora en la Conservera de Tarifa, una empresa que elabora artesanalmente y comercializa las marcas históricas de las conservas del Estrecho, no había utilizado el formato de tarro de cristal para envasar sus productos, pero ha decidido hacerlo para afrontar los nuevos gustos de los consumidores, señalan desde la compañía.

Tarro de Melva. Foto: Cedida por Conservera de Tarifa.

 

Desde Conservera de Tarifa indican que hemos «intentado mantener el marchamo de calidad que tiene esta marca de conservas, a las que también se les ha cambiado el diseño y se ha introducido el aceite de oliva como elemento de conservación del pescado, lo que también es una novedad en esta marca».

Para estibar las conservas, una tarea que se realiza a mano en la propia fábrica se ha escogido el método «italiano» que consiste en cortar las puntas a los lomos del pescado para que así quede menos espacio libre en el tarro y haya más cantidad de pescado.

En concreto la firma ha lanzado cuatro productos, todos en tarros de cristal con un peso neto de 190 gramos. Son melva, melva canutera, tronco de atún y filetes de caballa. Asimismo la conservera ha incorporado también a su oferta de productos, además de los formatos tradicionales de La Tarifeña, latas de 125 gramos también con un nuevo diseño y que se pueden encontrar también en aceite de oliva.

Todos los productos están disponibles ya en la web de la Conservera de Tarifa. Pinchar aquí para verla

La Conservera también lanzó hace unos meses otro novedoso producto una línea de conservas gourmet de atún rojo del Estrecho. Más información aquí.

Aquí recetas con conservas de Tarifa

Localización, teléfonos y más datos de la Conservera de Tarifa, aquí.