El grupo Arsenio Manila pone en marcha Namba.es, un restaurante virtual que ofrece cocina tradicional saludable que te llevan a casa en recipientes que se pueden mantener en el frigorífico varios días. Los platos se elaboran con productos frescos y ofrecen incluso purés sin sal para niños pequeños. En principio sirven en Cádiz, San Fernando y Puerto Real

 

Cuando se lee la oferta de Namba.es, el restaurante virtual que acaba de abrir el grupo Arsenio Manila en la Bahía de Cádiz se te viene a la cabeza aquellas reuniones de tus padres los domingos por la noche y en la que se «consensuaba» el plan de comidas para la semana. Así, cuando se acudía al mercado, se realizaba la compra exacta para elaborar «el plan» y no se iba a lo loco.

Namba.es es un restaurante que sólo funciona a domicilio, no tiene sede física y su idea principal es facilitar a sus clientes «la comida de diario» la que se hace todos los días en casa y que se busca que sea lo más saludable posible, a la vez que agradable de comer.

La idea del restaurante que funciona desde esta semana en la dirección electrónica namba.es es ofrecer una gama de una treintena de platos y cuatro postres que se ofrecen en platos individuales, pasteurizados y envasados en atmófera protectora y en recpientes aptos para el frigorífico, el congelador y el microondas y que se mantienen en perfecto estado varios días lo que permite tenerlos en el frigorífico y sacarlos cuando se vayan a comer. «Pensamos que nuestra oferta tiene muchas ventajas -indica el gerente del grupo Arsenio Manila, Rául Cueto-. Creemos que estamos facilitando la vida a las personas al permitirles gozar de una cocina casera sin tener que emplear tiempo en prepararla porque somos conscientes de que muchas personas no tienen tiempo para ello, no saben hacerlo o, simplemente no les apetece. Tratamos de lograr que la comida que servimos sea la misma que se puede hacer en casa. De hecho los platos los preparamos cuando los pide el cliente. Los platos no se sirven de inmediato sino entre 24 y 48 horas después del pedido, porque se hacen por encargo. No los tenemos congelados y los sacamos. Tratamos de funcionar como lo haría una familia en casa. La idea es que los pedidos se hagan para varios días, aunque también se puede hacer para uno solo y que tengas varias opciones en el frigorífico, incluso con la posibilidad de que cada persona pueda escoger un plato diferente ya que ofrecemos los platos en raciones individuales».

La oferta es de cocina tradicional y «de diario». Hay desde berza, menudo o lentejas hasta ternera a la jardinera con su guarnición de patatas pochas o un puchero con «sus avios y arroz». Pero también hay platos vegetarianos como unas berenjenas con vinagreta de miso (un tipo de pasta típica de Japón) o un arroz chifa vegetal o un curry verde tailandés.

«Tratamos de atender todos los gustos, desde los platos tradicionales como unos fideos con gambones y calamares hasta un couscous de verduras pasando por unos canelones de queso Ricotta y espinacas o un pollo a la cazadora con guarnición de brocoli».

Uno de los aspectos llamativos es que entre los platos disponibles se incluyen dos «potipurés», es decir platos pensados para niños muy pequeños. Uno es de merluza y arroz y otro de pollo asado con patatas y verduras. En ambos casos están hechos con aceite de oliva virgen extra y no llevan sal.

En esta apuesta por la comida saludable, para todo tipo de públicos y con ingredientes frescos en cada caso se especifican los alérgenos que incluye el plato. Cada plato lleva además una etiqueta donde se especifica la fecha de elaboración y de consumo, los alérgenos y también los valores nutritivos.

Algunos de los platos de Namba.es. Foto: Cedida por el establecimiento

Cueto resalta que «la comida la hacemos con ingredientes frescos, los mismos que utilizamos para nuestros restaurantes. De hecho los platos de Namba se elaboran en las cocinas del restaurante Arsenio Manila, aunque sólo se sirven a domicilio. A la carta de platos, que son de estilos muy diferentes, aunque todos con el marchamo de hechos de forma artesanal, han contribuido todos los equipos de cocina del grupo desde los platos típicos gadittanos que ofrecemos en Casa Angelita hasta la comida oriental que servimos en Nahu Beach o la más de fusión de culturas de Arsenio Manila».

Los platos oscilan a un precio entre los 4 y los 6 euros y en principio el servicio se ofrecerá en los municipios de Cádiz, San Fernando y Puerto Real, aunque la intención es expandirlo después a El Puerto de Santa María, Jerez y Chiclana. El pedido mínimo es de 15 euros (aproximadamente una comida completa, dos platos y postre) y los gastos de envio oscilan entre 1,5 y 2 euros por pedido.

«Tratamos de que todo sea muy flexible. Se puede pedir comida para un día o para varios, dependiendo de lo que le convenga a cada uno, aunque nuestro proyecto está pensado no para lo inmediato, sino para las comidas en casa o en la oficina todos los días. Porque los platos también te los puedes llevar y tomarlos en otro sitio».

Los pedidos se hacen directamente en la web, aunque hay también un correo electrónico y un teléfono para resolver las dudas de los clientes. El pago se puede realizar por tarjeta de crédito o también mediante «bizum» y se lleva a cabo tras realizar el pedido.

El cliente puede escoger la hora de entrega de los pedidos que se hace por la mañana y que se llevan a los domicilios en vehículos frigoríficos del propio grupo Arsenio Manila. «El reparto y todo el proceso lo hacemos nosotros, incluido el reparto. El diseño de la web también lo hecho la firma gaditana Salvartes y la infraestructura informática es de la empresa writy.es«.

Raúl Cueto señala que «esta es la primera fase de nuestro proyecto. Después queremos comenzar a personalizar la oferta. Crear comidas para personas con necesidades especiales, platos especialmente preparados para ellos. Estamos pensando en personas que tengan una dieta especial o gustos concretos, colectivos con intolerancias alimentarias o que necesiten una alimentación específica. Nuestra idea es poner a su disposición nuestro equipo para que puedan alimentarse bien y a su gusto. En este mismo campo de la personalización, queremos también trabajar en el mundo de las celebraciones pequeñas como un cumpleaños o una pequeña fiesta de amigos».

Cueto resalta «que llevamos trabajando ya varios meses en nuestro proyecto. No es algo pensado sólo para la Pandemia, nace con vocación de perdurar y de también realizar un servicio a la comunidad, haciendolo además de forma local, lo que permite utilizar productos frescos y de temporada».

El nombre de Namba sale de la unión de diferentes letras de los restaurantes del grupo Arsenio Manila: Nahu Beach, Arsenio Manila, Casa Angelita y Bebo Los Vientos

Este es el tercer restaurante virtual que abre en la provincia de Cádiz. En el pasado mes de mayo comenzó a funcionar Gadivery, un proyecto vinculado al empresario gaditano Eduardo Sánchez Vallejo, mientras que en diciembre los que lanzaron otro restaurante «solo a domicilio» fue el grupo Vélez, los del Balandro, más información aquí.

En Sevilla, otro grupo hostelero importante, Robles, también ha puesto en marcha un restaurante virtual, Robles Mic Mic.

¿Que son los restaurantes virtuales? aquí te contamos el fenómeno

Guía de comida a domicilio de la provincia de Cádiz