Mozarela, en La Barrosa, elabora una variante heladera de este dulce japonés. Utilizan para ello pan brioche artesano que sirven caliente en contraste de su interior formado por dos bolas bien frías de sabores a elegir.

 

La famosa serie japonesa de dibujos animados Doraemon dio a conocer su consumo. Y Mozarela, una recién estrenada heladería de La Barrosa, se ha empeñado en popularizar una versión ‘made in Chiclana’ más allá de los confines de la localidad.  Se trata del dorayaki, un dulce oriundo de Japón del que el empresario Andrés Parro, propietario de Mozarela, ha creado una variante propia. En ella el helado cobra un protagonismo especial así como el contraste de su textura fría con el calor que desprende el pan brioche que lo recubre. Un pan especial que elaboran artesanalmente en una panadería de Chiclana para este fin. Según explica Parro, el cliente puede escoger hasta dos sabores para su dorayaki que se complementan con crema de cacahuete, dulce de leche o nutella. «Luego se cierra el bollo y se le da un golpe caliente en una máquina que lo sella», puntualiza.

Se trata de una novedad en La Barrosa y su origen es japonés. Foto cedida por el establecimiento

Se trata de una novedad en La Barrosa y su origen es japonés. Foto cedida por el establecimiento

Esta creación se cotiza habitualmente a 4,90 euros la unidad. Durante el mes de septiembre de 2022, gracias a una promoción, pueden obtenerse dos dorayakis a 5,90 euros.

Más sobre Mozarela, aquí.

…Y además

Restaurantes para comer muy bien en La Barrosa, El Novo y Sancti Petri