El establecimiento, gestionado ahora por el hostelero Antonio Cortes, muy conocido por su larga etapa en La Campana, ofrece el arroz con pato y los famosos huevos que hicieron famosa a la venta, además de guisos marineros y pescados

 

El sitio era uno de los polos de atracción gastronómica de La Algaida. Situado en medio de las huertas de la zona, su arroz con pato y los huevos revueltos con papas y chorizo se hicieron famosos gracias a las manos de Caridad Molinares, la cocinera de la venta. Lo de «El Quinto» es por Rafael Muñoz Galvez “El Quinto”, que tenía ese mote. El local abrió en torno al año 1986, aunque tan sólo como un sitio donde se ponían unos copazos de vino. En el año 2000, fue ya cuando empezaron a servir comida y en poco tiempo se convirtió en uno de esos locales escondidos a los que van los «iniciados» a probar platos exquisitos. Caridad bordaba la carne de caza, extraordinariamente tierna o se lucía con las papas fritas que hacía en una gran sartén y que servían para acompañar las carnes y para acompañar unos huevos que servían con chorizo.

El sitio cerró en el año 2014 ya que tanto Rafael como Caridad enfermaron. El pasado mes de noviembre de 2020 volvió a abrir. Se atrevió con ello todo un veterano de la hostelería sanluqueña, Antonio Cortés, muy conocido porque estuvo como camarero 29 años en el famoso bar La Campana de Bonanza. «Entre allí con 14 años» señala. Ahora se ha atrevido a poner en marcha su propio establecimiento. «Arreglamos el local, aunque manteniendo su espíritu». El sitio conserva su salón y la barra y luego una amplia terraza. En concreto cuentan con capacidad para unas 140 personas.

El comedor de la nueva Venta El Quinto. Foto: Cedida por el establecimiento.

Antonio ha querido mantener la gastronomía del local pero «aportando también lo mío, de lo que sé: de pescado».

En el sitio se puede comer con tapas o con raciones y se puede decir que «arrejunta» la cocina típica de la marisma sanluqueña con la marinera de Bonanza. Así se pueden tomar unos camarones al ajillo con huevos o el revuelto de la casa, un homenaje al antiguo plato de papas y huevos de El Quinto y que ahora lleva también chorizo, champiñones y lonchas de jamón, además del revuelto de papas y huevo.

De la cocina marismeña también mantienen el arroz con pato, un plato habitual en las  ventas de La Algaida y algunos platos de caza como el jabalí o el venado. Pero junto a eso el establecimiento gestionado por «El Teniente» como se conoce a Antonio en Sanlúcar por un mote que ha heredado de su padre, ofrece pescados y mariscos de Bonanza como langostinos o gambas cocidas o marrajo. El apartado de frituras incluye los grandes clásicos sanluqueños como las puntillitas, las acedías, los chocos, los salmonetes o el cazón.

El apartado de guisos marineros cuenta con especialidades como la corvina al ajillo, el rape a la marinera, el cazón con tomate o los fideos a la marinera. Los postres son de elaboración propia con recetas como el flan, el arroz con leche o el tocino de cielo. También ofrecen desayunos.

Horarios, localización, teléfono y más datos de la Venta El Quinto, aquí.

…Y además

Pinchar para disfrutar del chuletón de buey gaditano