El establecimiento cuenta con un salón de celebraciones. Parte de la carta cuenta con el asesoramiento de la cocinera Lole Hedreda.

 

La  Venta Cruce de los Santos de Alcalá de los Gazules ha reabierto de manos de Isabel González y Juan Miguel Morales, propietarios de Voraces en Cádiz y, hasta hace poco, de la Venta El Gamo (también en Alcalá de los Gazules).

Según explica Isabel, el establecimiento llevaba cerrado unos tres meses cuando ellos se hicieron cargo de él. Tras unos arreglos y la introducción de novedades como una parrilla grande, han reabierto el sábado 15 de mayo.

La nueva parrilla. Imágenes cedidas.

El establecimiento es grande: cuenta una entrada con tres mesas altas, salón con once mesas bajas y barra y con una terraza para unas diez mesas ahora, aunque la capacidad se podrá duplicar o triplicar cuando no haya que guardar distancias de seguridad. Además, dispone de un salón de celebraciones, aún pendiente de puesta a punto. Pese a que aún no han abierto la parte del salón, ya cuentan con reservas para eventos para el próximo año.

Al frente de las cocinas está José Antonio León, el cocinero en el que confía esta pareja desde los tiempos de La Auténtica. La carta cuenta con el asesoramiento de la cocinera trebujenera Lole Hedreda, a la que se debe la introducción de platos como la Ensalada de espárragos blancos con corvina ahumada y pesto de nueces, el Ajoblanco de anacardos, el Gazpacho de manzana y pepino o la Ensaladilla de gambas al ajillo y mayo de manzanilla, o el marinado de alguna de las carnes con salsa de ostras.

La oferta se completa con una carta similar a la de El Gamo. Las carnes tienen mucha importancia y hay dos tipos de parrilla: la normal y la premium.

Con respecto a la carta de vino, han buscado el asesoramiento de Mariole y el Flamenco, y la idea es ir ampliándola.

Isabel explica también que han renovado por completo la imagen corporativa del local. Tanto del nuevo logotipo como de los vinilos, decoración y redes sociales se encarga Nico Lucero.

En cuanto a los desayunos, otra de las patas del nuevo establecimiento, ofrecen rebanás de pan cateto y también los afamados molletes de la panadería Hijos de Gonzalo. Para untar mantecas de elaboración propia, además de lomo en manteca y carne mechá de la casa. Cuidan aspectos como el tomate que en temporada son de huertos locales.

Más información sobre este establecimiento aquí. 

…Y además

Pinchar para disfrutar del chuletón de buey gaditano