La idea fue del Ayuntamiento puertorrealeño, que quería celebrar especialmente la recuperación de la fiesta de Tosantos. Así que pidieron a la Pastelería La Trufa «una muestra de su arte», explican el propio municipio. Y los hermanos Mel, junto al pastelero jerezano Juan Carlos Ibañez de la Berlin Café Lounge, elaboraron el Bocadito de Tosantos, «un delicado pero sencillo dulce de hojaldre, relleno de boniato y un poco de cabello de ángel».

Los dulces. Las fotos son del Ayuntamiento.

La pastelería los ofrecerá una degustación el día 31 durante la celebración de Tosantos en el Mercado de Abastos, junto a otros dulces tradicionales como las rosquillas o los buñuelos. Además, el Bocadito de Tosantos estará disponible en los establecimientos de La Trufa sólo durante el mes de noviembre.

Más información sobre el establecimiento, aquí.

Suscríbete al boletín semanal de Cosasdecome