El establecimiento conileño abre sus puertas el viernes 1 de abril con propuestas como una Tomatada de langostinos al ajillo con huevo poché y crujiente de algas o Tacos de atún frito con kicos, guacamole y lombarda encurtida. El apartado de carnes se amplía y nace otro dirigido a los vegetarianos.

 

Bocinegro Taberna Marina de Conil abre temporada el viernes 1 de abril en una nueva ubicación: el hotel Alzocaire. Ambos establecimientos pertenecen a Quina y Paqui Muñoz.

En esta nueva temporada no faltarán los pescados de escama, ni tampoco los platos que se han convertido ya en clásicos desde que Bocinegro abrió en 2018 en la calle Carretera. «Las Croquetas de gambones al ajillo o las Tortillitas de atún son cosas que no se pueden quitar, porque los clientes vienen buscándolas», explica la cocinera del establecimiento, Rocío Fernández.

Pero sí habrá novedades en este establecimiento, de cuya sala se encarga Natalia Pretti. La más llamativa es la creación de un nuevo apartado dirigido a los veganos y vegetarianos. Aunque en la carta siempre ha habido platos sin productos de origen animal que presumían de la huerta de Conil, esta vez se crea una oferta específica con cuatro propuestas: Wok de verduras salteadas, Focaccia de requesón, guacamole con rúcula y sésamo tostado y vinagreta de cítricos; Pasta fresca con tofu, setas guisadas y salsa teriyaki, y Pad thai de noodle de arroz con verduras y frutos secos.

Por muy marina que sea esta taberna, la otra novedad es la irrupción, con más fuerza que antes, de las carnes: por esa vía entran en la carta una Presa de ternera a baja temperatura con ajos confitados y patatas asadas y unos Medallones de cordero rellenos de foie y orejones sobre cuscús con verduras y su jugo.

Más novedades

La tomatada de langostinos, en su cama de arroz. Foto cedida.

Pero hay más estrenos. Rocío Fernández destaca la Tomatada de langostinos al ajillo con huevo poché y crujiente de algas en un base de de pan de arroz frito, «como langostinos con tomate y arroz, pero en deconstrucción», explica. También entra una ensalada, de Alcachofas con melva y lascas de queso curado y vinagreta de frutos secos, y una Brocheta de chipirón y gambón en tempura sobre cama de verduras, mayonesa asiática y lascas de mojama. Siendo Conil pueblo atunero, no podía faltar una novedad relacionada con él: Tacos de atún frito con kicos, suave guacamole y lombarda encurtida. Además, el año pasado triunfó como fuera de carta un Calamar trufado con crema de calabaza asada y virutas de queso trufa, por lo que se ha ganado ser esta temporada titular en Bocinegro.

Por último, la parte dulce. También hay cosas nuevas que probar en postres, como el Tiramisu de cacahuete y chips de almendras, las Fresas de Conil a la pimienta verde con helado de chantillí y la Espuma de tocino de cielo con coulis de mora.

Puedes ver la carta completa del establecimiento aquí. 

Más sobre Bocinegro, aquí. 

¿Quieres ver qué más establecimientos están abriendo estos días? La respuesta, aquí.

Pinchar para disfrutar del chuletón de buey gaditano
Pulsa aquí para suscribirte a Cosasdecome Cádiz