El edificio, que se ha sometido a una reforma, cuenta con una docena de puestos.

 

La Plaza de Abastos de Prado del Rey ha reabierto tras someterse a una remodelación. El 29 de diciembre, la actividad volvió al mercado una vez concluidas las obras de reforma y acondicionamiento que se iniciaron en el 2019.

Actualmente queda pendiente la instalación de las persianas para dar por terminada toda la actuación, pero la mayor parte de los minoristas han vuelto ya al remozado edificio. En él hay 12 puestos, uno de ellos (una pastelería) en el exterior y el resto, dentro del recinto. Hay dos pescaderías, un puesto de especias, una frutería, un puesto de aceitunas, uno dedicado a los productos gourmet y otro, al jamón y embutidos al corte. También hay un puesto de chucherías, otro de forja y uno más dedicado a las plantas, y el último está actualmente vacante.

Según explica la concejala Irene González, las obras se debieron a la necesidad de acondicionar este histórico edificio, y mientras se desarrollaron los minoristas permanecieron realojados en un local cercano, que había sido  un supermercado.

Las obras, que han sido cofinanciadas por Diputación Provincial de Cádiz y por el Ayuntamiento de Prado del Rey, han consistido en una completa remodelación, con la colocación de nuevos revestimientos, carpintería, forjas, instalaciones y cubierta. El objetivo ha sido sanear el edificio para mejorar las condiciones en las que se encontraba y modernizar los puestos reformando también las zonas comunes, pasillos y aseos adaptados para conseguir una mayor comodidad para los comerciantes y sus clientes.

17 mercados que merecen una excursión

Pinchar para disfrutar del chuletón de buey gaditano