El establecimiento isleño mantiene el reparto a petición de los clientes.

 

La Pajareta puso en marcha el servicio a domicilio nada más declararse el Estado de Alarma. Ahora, el establecimiento ha reabierto, pero el reparto se mantiene. Explica Alberto Gutiérrez que así se lo han solicitado sus clientes.

Sigue, pero con una carta diferente. Cuando La Pajareta abrió en 2017, su idea ya era ofrecer cocina isleña de toda la vida con algunos toques más innovadores. Ahora, esta idea se refuerza aún más. El cocinero, formado en la prestigiosa Taberna del Alabardero, explica que las nuevas cartas ahondan aún más en el  recetario de la abuela y el producto local. Huevos rotos con chicharrones, para de feria con ropa vieja, pescado de la zona, un bienmesabe con una mayonesa espumosa de adobo… son algunas de las elaboraciones que ofrece tras la apertura.

El establecimiento lo anunciaba poco antes de su reapertura: «A partir de unas horas, nuestra Casa de Comidas será un lugar donde nuestra Bahía, nuestros esteros, las almadrabas o La Janda nunca dejarán de estar presentes.
Como tampoco lo harán nuestros guisos, las conservas del Abuelo Paquiqui, los vinos de la provincia o los quesos de la Sierra. Esta casa será el lugar de encuentro de proveedores de toda la provincia. Recetas con la madurez de nuestras abuelas (a quienes le debemos todo), la serenidad de los adultos, el ímpetu de los adolescentes y la pureza de los niños. Cocina de nuestra tierra, por y para nuestra tierra».

Esta es la carta del servicio a domicilio, una selección de la oferta del establecimiento:

Más información sobre La Pajereta, aquí.

Guía de comida a domicilio de la provincia de Cádiz

Pinchar para disfrutar del chuletón de buey gaditano